¿Cómo usar WhatsApp para enseñar y aprender?

¿Cómo usar WhatsApp para enseñar y aprender?

Si bien este servicio de mensajería no fue diseñado con fines educativos, su masividad y alcance en la vida cotidiana de gran parte de la población, nos llevan a poner la mirada sobre él a los efectos de volverlo un aliado para la tarea pedagógica en tiempos de emergencia sanitaria.

Aún las experiencias de su uso con fines pedagógicos son incipientes y no tenemos demasiados estudios que den cuenta de sus resultados. Al mismo tiempo, sabemos que el uso de este recurso con fines de comunicación en la escuela, a veces se vuelve conflictivo y engorroso.

Por esto, les acercamos una serie de sugerencias que buscan optimizar su uso en el actual escenario de enseñanza y aprendizaje.

LOS DESTINATARIOS DIRECTOS

De acuerdo al nivel en que estemos trabajando, los destinatarios pueden ser los/as estudiantes o sus familias, en ambos casos la comunicación será diferente.

Debemos tener presente que si estamos comunicándonos con las familias la mediación entre los estudiantes y el contenido será doble y se deberán ajustar en este sentido las consignas y actividades. En estos casos es preferible que pensemos un documento para descargar y que los/as niños/as luego trabajen en sus cuadernos. Hacer envíos dos o tres veces por semana y antes de cada nuevo envío hacer una devolución de lo realizado. Las familias pueden enviar las fotos de las tareas y hacer una devolución general.

Si los destinatarios son los estudiantes, las tareas pueden ser múltiples, generar trabajos grupales con plataformas auxiliares, tener videollamadas grupales, entre otras opciones.

 

LAS PAUTAS DE CONVIVENCIA GRUPAL

En cualquiera de los casos es importante que antes de comenzar a utilizar la red se acuerden una serie de criterios, que sean parte del contrato pedagógico, de modo de evitar los mensajes innecesarios, comentarios fuera de la tarea, envío de cadenas, chistes o contenidos que interfieran en la comunicación.

UTILIZAR  CONTENIDOS EN DIFERENTES FORMATOS

Esta red nos permite no solo enviar mensajes de textos, sino también en múltiples formatos. En este sentido podemos enviar videos, canciones, podcast y enlaces a miles de recursos que actualmente están disponibles en la web. También podemos enviar audios con explicaciones o filmar pequeños videos caseros con el celular. En este caso, verificar siempre que funcionen correctamente la cámara y el micrófono del dispositivo.

SOSTENER LOS VÍNCULOS

Las videollamadas, los audios y encuentros virtuales nos brindan la posibilidad no sólo de sostener los procesos de enseñanza y aprendizaje, sino también los vínculos afectivos entre docentes y estudiantes y de los estudiantes entre sí. En este sentido, el/la docente podría habilitar momentos grupales para el chat sobre algún tema, enviar mensajes distendidos u otras estrategias que permitan el encuentro. En el caso de los/as más pequeños/as deberá acordarse con las familias.

DESARROLLAR ESTRATEGIAS DE SEGUIMIENTO

Una de las herramientas de WhatsApp nos permite ver quiénes han leído los mensajes que enviamos, es importante que estemos atentos a esto cuando hacemos llegar las  tareas. Si algunos/as estudiantes o sus familias no lo están viendo los mensajes, por privado podemos indagar por qué y ver la manera de que no queden al margen. Así mismo atender a quienes nos envían sus trabajos y hacer las devoluciones pertinentes para que tanto los/as estudiantes como sus familias sepan cómo continuar.

Publicado el:

jueves 19 de marzo de 2020

Autor:

  • Portal @prender

Nivel:

  • Inicial
  • Primario
  • Secundario
  • Superior

Temática

  • Convivencia Escolar
  • TIC

Tipo de Recurso

  • Artículo

Festivalitos TIC

Festivalitos TIC

Compartimos todos los consejos necesarios para organizarlo en tu escuela.

Los Festivalitos TIC son una iniciativa de la Coordinación de TIC que tiene por objetivo la promoción de la educación digital, la robótica y la programación en escuelas primarias.

Se vienen desarrollando desde hace cinco meses en los distintos departamentos de la provincia a partir de una dinámica de encuentro de escuelas de la zona, donde se realizan actividades recreativas que incluyen talleres de programación, animación, historietas, radio, redes sociales y robótica.

En esta primera entrega ofrecemos una serie de recomendaciones que tendrás que saber para organizarlo en tu escuela y tus alumnos vivan una experiencia inolvidable. A partir del 23 de octubre de 2018 iremos compartiendo todos los viernes la explicación de cada taller, donde podrán acceder a la secuenciación de actividades con su correspondiente evaluación.

¡Hace clic en los + de la siguiente infografía y enterate de todos los tips para que el festivalito salga de 10!

 

Publicado el:

domingo 18 de noviembre de 2018

Autor:

  • Julia Kendziur

Nivel:

  • Primario

Área Curricular

  • Educación Tecnológica

Temática

  • TIC

Tipo de Recurso

  • Especial / Colección

Claves para incluir recursos digitales

Claves para incluir recursos digitales

Acercándonos al inicio de un nuevo ciclo lectivo, compartimos algunas claves para pensar la inclusión de recursos digitales en el aula.

Publicado el:

lunes 19 de febrero de 2018

Autor:

  • Celina Morisse

Nivel:

  • Secundario

Temática

  • TIC

Educación Domiciliaria-Hospitalaria: Experiencia en Seguí

Educación Domiciliaria-Hospitalaria: Experiencia en Seguí

Iván, de 16 años, tuvo un accidente de tránsito por lo que tuvo que dejar de asistir a su escuela en Seguí. En esta pequeña localidad entrerriana, la comunidad de “la Facundo Arce”, sus docentes, directivos y alumnos decidieron acompañarlo para que siga aprendiendo y siendo parte; aún fuera del aula.

Compartimos algunos fragmentos de esta experiencia destacada por la Dirección de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, del CGE.

El relato de esta experiencia, pretende dar cuenta de los roles y voces de todos los partícipes (docentes, estudiantes, familia, comunidad) que protagonizaron, de alguna manera, un viaje desconocido; al menos en nuestra localidad en la que no había antecedentes de la Modalidad de Educación Domiciliaria Hospitalaria.

En la presente, se pretende dar cuenta de las intervenciones realizadas por la comunidad educativa, con el fin de asegurar la trayectoria escolar de un joven de 16 años; Iván, quien a mediados de abril del presente ciclo lectivo, protagonizara un accidente de tránsito quedando sus vertebras cervicales fuertemente comprometidas. El alumno cursaba el 5° año Técnico en Gestión Organizacional en la E.E.T. N° 68 “Prof. Facundo Arce”, ubicada en calle Santa Rosa N° 777, en Seguí, una pequeña localidad de la provincia de Entre Ríos.

Como primera idea, y desde la inclusión y la justicia curricular como premisas, este equipo directivo comenzó a realizar un plan, movilizando y sensibilizando a todos los actores institucionales, para apoyar al estudiante y a su familia, a fin de mantener vivo el vínculo con la escuela. Nos propusimos que, a pesar de su situación de enfermedad, “Chuki” (como afectuosamente le decimos) no terminara perdiendo el año ni a su grupo de amigos, perjudicando su estado emocional y retrasando la recuperación.

Siempre se mantuvo diálogo y se atendió la preocupación de los padres. Cuando presentaron el certificado por 40 días de reposo total del alumno y comentaron la posibilidad de un tratamiento posterior por un mínimo de 4 meses más; se comenzó la búsqueda de documentos a nivel nacional, para ver cómo encarar la situación. En esta instancia se pensó en la educación domiciliaria como una alternativa para atender el caso que se presentaba. Surgió el desafío de diseñar una propuesta didáctico-pedagógica que permitiera realizar una articulación institucional que consideramos imprescindible para que Iván pueda lograr la inclusión pedagógica que necesitaba y merecía.

Luego de los protocolos y las formalidades que indica la normativa correspondiente; se designó a la Tutora, docente de matemática, quien sería el nexo entre la escuela y el estudiante en estado de reposo.

El equipo de trabajo fue heterogéneo en su conformación de base (profesores de química, geografía, inglés, filosofía y pedagogía, dos docentes técnicos y la tutora que es profesora de matemática), lo que permitió tener múltiples visiones respecto al abordaje de la problemática. Esta diversidad se transformó en una fortaleza, a partir de la cual encarar la Educación Domiciliaria y Hospitalaria.

La institución visualizó los hechos como desafío y no como obstáculo, intentando evitar que Iván quede excluido del sistema educativo, con la consecuente invisibilización del problema, cuestión que hubiese vulnerando su derecho a aprender.

Se hizo indispensable la reflexión sobre las particularidades que implica enseñar en estos contextos, ya que constituye un desafío institucional que el colectivo docente pudiera diseñar propuestas de enseñanza disciplinares o multidisciplinares que permitan atender esta situación. Se puso a consideración de los docentes la idea de priorizar el formato audiovisual por las limitaciones clínicas del caso (inmovilización de cuello y un brazo). Esta situación llevó a cada docente, en lo profesional y personal, al desafío de desarrollar estrategias para las que consideraban “no estar preparados” en un primer momento. Hay que considerar que se trata de una escuela secundaria de la Modalidad Técnico Profesional, donde se trabaja fundamentalmente en los espacios curriculares específicos de la especialidad Gestión Organizacional con el formato de proyectos que se llevan delante de manera multidisciplinar.

Muchos de los materiales de clase producidos y enviados a Iván fueron realizados por sus propios compañeros, que se transformaron en el principal soporte emocional y afectivo de la propuesta sin la cual no se hubiese podido concretar. Inquietos, movilizados, sensibilizados, preocupados, tristes/alegres, los “gurises” del curso fueron percibiendo y transmitiendo los estados de “Chuki”. Esto permitió tener una real dimensión de la situación del chico.

Estrategias Metodológicas.
Por medio de la articulación curricular mediadas por las TIC, se logró estimular, integrar, motivar, y mantener el vínculo con la escuela. El área tiene cuentas en Facebook y en Twitter llamadas “Área TGO” que permiten ir comunicando, casi en tiempo real, las actividades educativas y todas las novedades a nivel institucional.
Estas dos herramientas, TIC y Redes Sociales permitieron desarrollar las propuestas didácticas haciéndoles llegar al estudiante el material. Se priorizó el formato de “clases multimedia” que debían contener el soporte teórico para resolver las consignas de aprendizaje para el estudiante.

Las TIC, las Redes Sociales y el celular permitieron una integración potente en términos de vínculos educativos. Los Juegos Olímpicos, las novelas, las canciones, los relatos de sus compañeros, los videos de sus profesores, la radio escolar, constituyeron un arsenal de herramientas didácticas que intentaron fortalecer la inclusión del estudiante, y garantizar su trayectoria.

Esta inédita propuesta en nuestra escuela, hizo posible que todos los actores, Iván desde su casa, los compañeros en la escuela; sean partícipes activos y conscientes del proceso de apropiación de saberes.

En este caso, atender la singularidad de su situación, abrió caminos a experiencias que podrían aplicarse a otras circunstancias o, tal vez, a la educación en el futuro. La ejecución de experiencias para imaginar, crear, optimizar tiempos y recursos, articular y trabajar en equipo, no sólo sirvió al estudiante para continuar aprendiendo desde su hogar, sino también a la institución que, con cada desafío, puede crecer y ampliar sus potencialidades como “comunidad educativa”.

Publicado el:

viernes 16 de diciembre de 2016

Autor:

  • Yanina Rivollier

Nivel:

  • Secundario

Tipo de Recurso

  • Experiencia Educativa

Pensar las redes sociales en el aula

Pensar las redes sociales en el aula

Acercamos un artículo para reflexionar acerca del uso de las Redes Sociales en el aula.

Actualmente desarrollamos nuestra vida en un contexto rodeado de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC). Cada vez hay más tecnologías que nos ayudan a tener un mayor confort y a mantenernos informados de múltiples maneras, en un mundo en continuo cambio. Es así que la información circula en abundancia por diferentes canales y resulta necesario que constantemente estemos chequeando datos para no reproducirlos erróneamente. Una persona no puede saber todo, por lo tanto es importante que trabajemos desde el intercambio para llegar a conocimientos más certeros.

Las redes sociales en nuestra vida
Nos pasamos gran parte del día viendo noticias sociales, aprendiendo sobre la vida de nuestros contactos y por lo tanto, participando en las redes mediante los diferentes formatos que se ofrecen. Si pensamos en las aulas, tanto alumnos como docentes están en constante conexión publicando fotos, videos, expresando estados de ánimo, comentando, compartiendo, haciendo apreciaciones y de este modo, produciendo información.

En el siguiente video se puede ver el funcionamiento de las redes sociales.

Nuestra tarea en el ámbito educativo
Resulta imprescindible desde nuestra labor como docentes, cuestionarnos qué hacer frente a la irrupción de las redes sociales en todos los ámbitos de nuestra vida. Es fundamental no limitarnos a prohibir el uso para pensar qué lógica se les puede dar en dinámica con los procesos de aprendizaje. “En este nuevo contexto, resulta necesario adquirir nuevas habilidades, conocer nuevas herramientas y, sobre todo, asumir actitudes como compartir, colaborar o participar. Las redes sociales y las comunidades virtuales son el escenario en el que los ciudadanos han elegido relacionarse y compartir” (Dolors Reig, 2012).

Estos medios ofrecen distintos espacios de comunicación e interacción que hay que empezar a aprovechar. Cada red ofrece herramientas que si bien en principio tienen como finalidad conectarse con otras personas en base a intereses o cuestiones personales, también permiten el desarrollo de actividades que es preciso que empecemos a explorar en base a los procesos pedagógicos que pretendemos llevar a cabo en el aula.

Cómo arrancar
Cuando hablamos de usar las redes en la escuela, nos surgen diferentes miedos e interrogantes que nos frenan a la hora de empezar a integrarlas en nuestras planificaciones. Aparece la cuestión de la privacidad, ya que allí, la información personal está muy accesible y se torna complicado el intercambio entre docentes y alumnos. En este sentido Facebook, por ejemplo, tiene la opción de crear grupos cerrados donde se puede interactuar sin ser amigos. Se ofrece un espacio que a partir de su arquitectura potencia el trabajo colaborativo y posibilita publicar información en múltiples formatos que puede ser intervenida por los diferentes integrantes del grupo.

También nos planteamos si conocemos las redes tanto como nuestros alumnos, nos asusta la idea de que ellos manejen más un tema que nosotros y nos perdemos de aprender de o con ellos. Por eso, es preciso que empecemos a reflexionar en base a las redes que más nos convocan tanto a nosotros como a ellos, buscar en qué potencian nuestro trabajo diario y qué limitaciones podríamos llegar a tener. El uso que les demos dependerá del tipo de espacio que utilicemos, el contenido que tengamos que enseñar, el grupo de chicos con el que trabajemos, entre otros. En este proceso, es fundamental que explotemos nuestra creatividad, ya que éstos son sólo medios que dependen de nosotros para que sean amigables y despierten interés en nuestros alumnos.

Compartimos una guía sobre posibles usos de Facebook, para acceder haga click en la imagen que se ve a continuación

Para acceder a las sugerencias de trabajo con Twitter, click en la siguiente imagen

Publicado el:

miércoles 24 de agosto de 2016

Autor:

  • Julia Kendziur

Área Curricular

Temática

Tipo de Recurso

Conquistando el mundo virtual. El blog como país, las redes sociales como embajadas

Conquistando el mundo virtual. El blog como país, las redes sociales como embajadas

Un modo de entender y organizar nuestros diversos perfiles virtuales.

La necesidad de comunicarnos es una condición inherente a todo ser humano. Necesitamos establecer vínculos, conversar con nuestra familia, con la vecina, con los amigos.

En el escenario de nuestra sociedad contemporánea –e impulsada por el avance y desarrollo científico y tecnológico— la comunicación, asume hoy formas novedosas e inéditas. Devenida en un gran motor, esta necesidad de intercambio y comunicación, hace que actualmente nos vemos inmersos en el gran tejido de las Redes Sociales propias de nuestra época. Allí, mostramos fotos, nos expresamos, dialogamos, compartimos las opiniones de otros… en definitiva: trasladamos todo aquello que, comúnmente, hacemos con nuestros pares, a nuestros diversos perfiles virtuales.

Pero… ¿En todos los sitios hacemos lo mismo? ¿Tiene cada perfil la jerarquía que merece? ¿Cómo organizar nuestros sitios para optimizarlos?

Una perspectiva que nos puede resultar útil para comprender estas nuevas formas de comunicarnos, es la que nos propone comparar a la WWW (World Wide Web o Red informática mundial) con un gran mundo virtual, en el que nuestras plataformas serían territorios.

Para quienes quieran profundizar esta mirada pueden consultar el artículo “Estrategia País-Embajada para social media, de Eric Schwartzman”.

Para realizar una aproximación a esta singular mirada, presentamos algunos puntos de este abordaje.

El blog: nuestra tierra, nuestro país.

Una de las decisiones más funcionales hoy en día es tener un blog personal (o un sitio web). Aplicaciones como WordPress, Blogger, Google Sites, entre otras, nos permiten tener de forma gratuita, un especio semejante a un sitio web, con diversas herramientas versátiles.

Éste será nuestro perfil más visible, el cual iremos construyendo de a poco. Desde allí expondremos y presentaremos los temas que nos interesan como fuente de recursos o bien expresando nuestras propias ideas. Desde éste espacio, nos podremos comunicar con otros, intercambiar opiniones a través de comentarios, crear comunidades con gustos afines.

Podremos adaptar el sitio a nuestro gusto, para lograr reflejarnos en él. Será la base más completa de nuestro perfil virtual, es nuestra tierra, nuestro país: intereses, ideas, construcción, leyes, modos.

Las redes sociales: nuestra representación en otros países, nuestras embajadas.

Hoy en día, todos contamos con perfiles en diversas Redes Sociales: Facebook, Twitter, Scoop.it, YouTube , Google Plus, entre otras. Esa necesidad de comunicarnos que mencionábamos al principio, nos lleva a agruparnos en comunidades con las cuales compartimos intereses que muchas veces van más allá de la presencia física.

Pero… ¿Cómo organizar nuestras plataformas para no caer en la necedad de replicar exactamente lo mismo en todos nuestros perfiles?

Para ello, sirve pensar a estas herramientas como embajadas. Una embajada nos representa en otro país, pero, para hacerlo, debe cumplir con las leyes de ese territorio. Asimismo, es como nos amoldamos a las diferentes redes, por ejemplo: Twitter nos “obliga” a resumir ideas en 140 caracteres, Facebook nos limita a tener no más de 5.000 amigos, Scoop.it nos requiere autenticarnos, Youtube nos da un espacio condicionado, etc.

De este modo, es como poco a poco podemos ir “conquistando territorios” a lo largo y a lo ancho del espacio virtual, esto requiere educar, paulatinamente, el uso de herramientas. Conocer cómo funciona cada plataforma, para poder optimizar su uso.

En este proceso, es importante comprender que las Redes Sociales no vienen a sustituir viejos modos de comunicarse, sino que vienen a completarnos, enriquecer nuestras relaciones con las posibilidades que estos nuevos medios nos dan. Participar, trabajar en forma colaborativa y sobre todo comunicarnos.

Publicado el:

viernes 3 de mayo de 2013

Autor:

  • Ana Clara Nicola

Nivel:

Área Curricular

Temática

Tipo de Recurso