Episodio 08 | Diálogos entre Jesuana Aizcorbe y Soledad Aranda

Episodio 08 | Diálogos entre Jesuana Aizcorbe y Soledad Aranda

En este episodio de Contenidos en Red, Jesuana Aizcorbe , docente, investigadora y especialista en Bioingeniería abocada a la divulgación de ciencia y tecnología con perspectiva de género y derechos conversa con la profesora Soledad Aranda , técnica en la Coordinación de Ciencia y Tecnología del CGE.

En este episodio compartimos una charla con la bioingeniera Jesuana Aizcorbe, que en la actualidad desarrolla su actividad profesional en la Comisión Nacional de Energía Atómica, en el área de estimaciones de dosis en imágenes en medicina nuclear. Tiene amplia experiencia en la docencia y la capacitación en nivel de pregrado, grado y posgrado. En esta entrevista hablamos sobre su vasta experiencia y sobre cómo la escuela puede fomentar la vocación científica, además sobre cómo ve a la ciencia en Argentina hoy.

Hacer Ciencia

¿Qué estás haciendo en este momento?

En este momento de aislamiento obligatorio estoy en la transición en reorganizar mi trabajo. Trabajo en la Comisión Nacional de Energía Atómica y en la Universidad Nacional de Entre Ríos, en la Facultad de Ingeniería a la cual he vuelto después de algunos años. Trabajo en el área de imágenes médicas en medicina nuclear, que son aquellas que se forman a partir de hacer un mapeo de una distribución de un material radioactivo (un radiofármaco), que se le suministra al paciente para justamente poder ver cómo se hace esa distribución y poder ver cómo es que se distribuye ese radionucleido y qué es lo que pasa, si hay una falta en algún lugar en el que debería haber, por qué no llega por alguna cuestión o si en algún punto hay un exceso de ese material, para poder diagnosticar centralmente el funcionamiento o el metabolismo de algunas regiones del cuerpo.

Nos gustaría saber ¿qué es ser científica para vos? O ¿qué es investigar según tu perspectiva hoy, en este contexto y en estos tiempos?

A mí siempre me interesó la ciencia desde chica, más allá de que tengo otra cantidad de intereses, la ciencia siempre me llamó la atención, me dio curiosidad. Inicialmente pensaba que la ciencia era dar respuestas, después empecé a pensar que en realidad la ciencia es saber hacer preguntas, es poder preguntar. De ahí que la curiosidad es fundamental en la ciencia o en los desarrollos de la tecnología, es poder hacer preguntas y ensayar respuestas, fundamentalmente. En este contexto en Argentina, en este momento del 2020, tiene que ver con poder pensar cosas y pensar esas preguntas alrededor de qué es lo que está pasando acá, qué es lo que les está pasando acá a los hombres y a las mujeres, a los niños, las niñas, les niñes, cómo poder ayudar a que tengan una vida mejor. Hay una idea general de “la ciencia es universal” y sí, la ciencia y la tecnología son universales, se pueden usar en todos lados, pero también es importante poder tener una mirada desde donde estamos paradas.

¿Cómo creés que se puede desde la formación escolar hacer más cercana y posible la ciencia a les estudiantes?

A mí me parece que es importante que, por un lado, se le pierda el miedo a la ciencia. La ciencia y la tecnología se piensan como algo lejano, aislado, que hacen personas que están solas o que están encerradas y en realidad son todo lo contrario, se trata de una construcción colectiva. Siempre, aun cuando una persona que hace ciencia trabaja sola, está trabajando basándose en cosas que hicieron personas que estuvieron antes, por lo tanto, nunca es una construcción individual. Lo importante es poder ir acercando a los y las estudiantes a la ciencia y la tecnología, mostrarles que ya están en la vida cotidiana, desde siempre. Evidenciar que están ahí, y ayudar a que piensen que es posible hacer algo con esa ciencia y esa tecnología, no solamente ser usuarios o usuarias, también poder formar parte de esa rueda. Lo que más acerca son espacios como los talleres de ciencias, hablar con personas que estén trabajando en el sector científico-tecnológico para que puedan ver que no es algo inalcanzable o lejano, sino que es muy cercano en realidad.

Docentes que inspiran

Y en tu experiencia ¿hubo algún docente o algún espacio en la escuela que te motivara a la elección de tu carrera?

Yo tuve muchos docentes en la vida que me mostraron que la ciencia podía estar buena. Por un lado, mi viejo, era ingeniero y si bien no era un docente formal, formó parte de mi construcción y él me ayudó un montón con eso, me hizo ver un mucho de eso. Después, en la escuela secundaria tuve una profe de química, Elena se llamaba, que era muy genia y yo creo que fue ella la que hizo que me gustara la ciencia y el estudio de la ciencia en la práctica. En ese sentido, creo que los profes y las profes son fundamentales para poder mostrar esas cosas, para poder despertar la pasión, la curiosidad, las ganas. Me parece que es fundamental.

¿Cómo te hubiera gustado que la escuela te motivara o te apuntalara para dedicarte a hacer ciencia? Si hubo en algún momento algo que vos decís “Bueno, acá faltó” o falta en este momento.

Yo fui a una escuela secundaria con orientación en ciencias exactas. Entonces, tuve laboratorio y otro montón de cosas, elegí ir a esa escuela porque quería eso, fui “nerd” desde pequeña. Trabajar con los kits, con los materiales, buscar cosas, de alguna manera tratar de estimular a que los chicos hagan las cosas, no solamente una cuestión de estudiar. Porque hay como una idea de que la ciencia o la tecnología son cosas que son aburridas, que son un embole, que hay que estar horas estudiando y sí, es verdad, hay que estar horas estudiando, pero la realidad también es que está buenísimo. Para mí, meter las manos no es solamente es hacer el experimento, eso es una parte de la ciencia. Después viene todo lo otro, pensar qué es lo que pasó en ese experimento, y muchas veces las mejores respuestas te las da el experimento que no sale. Porque vos te hacés una pregunta, hacés un experimento para responderla, el experimento sale: listo, ya está. Ahora, si el experimento no sale, el ejercicio que vos tenés que hacer es pensar, por qué no salió, qué tendría que haber hecho, qué puedo cambiar. Y todo eso te hace aprender, no es solamente una historia de triunfos o de aciertos, sino que también es de fracasos. Esta también es una forma de acercar a los y las estudiantes a qué es hacer ciencia.

Esos ensayos y esas pruebas que continuamente salen o no, también son herramientas que nos brindan ese aprendizaje para la vida. Prueba, error, ensayos: vamos aprendiendo hasta obtener distintos resultados en ese proceso de hacer ciencia.

Sí, ese es el oficio. Cuando se aprende una cosa de una manera, no solamente se aprende sobre eso en particular, se aprende una manera de pensar, de mirar, o qué mirar, y eso es fundamental también.

Vínculos entre instituciones escolares y espacios de producción científica

Desde tu experiencia, ¿cómo creés que se vinculan las escuelas o los institutos de formación docente con espacios de producción científica?

A mí me parece que falta vinculación. La vinculación no es sólo hacer una visita o que vaya una persona a hablar un rato al colegio o a la escuela y les cuente a los chicos y a las chicas qué hace. Es mucho más que eso, sería necesario poder pensar esos otros vínculos, que tienen que ver con todo esto que decíamos del hacer, pero me parece que es importante que el vínculo sea más profundo. Obviamente es algo que lleva tiempo, no es solamente una cuestión de “listo vamos a vincularnos”, hay que ir pensando las estrategias. Si yo hago algo, y es una cosa espectacular y descubro algo genial pero no lo puedo contar, no lo sabe nadie, entonces no sirve. Es como que no existiera, en algún punto.

Y en cuanto a la producción científica en los institutos de formación docente o en las escuelas como espacios de producción científica, ¿qué pensás?, ¿qué opinión tenés?

Una cosa es aprender a hacer ciencia y otra cosa es hacer la ciencia, por decirlo de alguna forma. Pero me parece que es algo que es necesario, son cosas que son necesarias ir haciendo. Y obviamente que cuando uno empieza a hacer algo, empieza a hacerse preguntas alrededor de eso, entonces también es importante democratizar ese conocimiento. No son solamente el doctor o la doctora quienes puede responder una pregunta. A veces las respuestas están en los lugares o en las personas que menos pensamos. Si una persona todos los días hace algo, una tarea y reflexiona sobre eso, probablemente tenga más posibilidad de contestarla que yo, que me hice 25 cursos pero que nunca hice eso. Entonces eso es lo que hay que encontrar, una sinergia y me parece en ese sentido que la comunicación es fundamental.

Mirá la entrevista en vídeo desde Youtube haciendo click en el siguiente enlace→ https://www.youtube.com/watch?v=xm-NOhZvxqI&ab_channel=Portal%40prender-EntreR%C3%ADos
Leé la nota completa en el archivo adjunto

Descargas

Entrevista a Jesuana Aizcorbe (pdf)

Publicado el:

viernes 16 de octubre de 2020

Autor:

  • Portal Aprender

Nivel:

  • Secundario
  • Superior

Tipo de Recurso

  • Especial / Colección

Episodio 07 | Diálogos entre Juampi Francisconi y Hugo Mena

Episodio 07 | Diálogos entre Juampi Francisconi y Hugo Mena

En este episodio de Contenidos en Red, Hugo Mena, músico, docente e integrante de Radio Arte, la radio de la Coordinación de la Modalidad Artística del CGE, dialoga con Juampi Francisconi sobre "Abrazo de Agua", una canción que habla de nuestra identidad entrerriana.

“Un fresco abrazo de agua la nombra para siempre;

 sus costas están solas y engendran el verano.

 Quien mira es influido por un destino suave

 cuando el aire anda en flores y el cielo es delicado”.

“Luz de provincia” Carlos Mastronardi

 

Esta poesía de Carlos Mastronardi fue la fuente de inspiración para que Juan Pablo Francisconi, junto a Damián Lemes y Martín Longoni, compusieran el tema musical “Abrazo de Agua” el cual habla de la riqueza cultural y natural entrerriana.

Juampi es un músico gualeyo, compositor y productor, integrante del grupo de percusión La Bomba de Tiempo y de la orquesta de música popular de la UBA, Nación Ekeko. Ha grabado y acompañado a artistas como Diego Torres, Abel Pintos, Adriana Varela, Kevin Johansen, entre muchos otros.

Queremos saber ¿cómo es el proyecto, ¿cómo surgió, qué es, qué ritmos tiene, abarca una cantidad de ritmos…? 

La canción es hija, llamémosle, de un momento de extrañar, es decir, de recordar el pago. A mí me sucede que los domingos al mediodía cuando estoy en Buenos Aires o de gira por cualquier lado, los domingos al mediodía con el solcito decís: “Uy, qué ganas de estar allá con la familia, con los amigos”. En un momento así, de recordar “qué ganas de estar en Gualeguay” dije “bueno, pero para no lamentarme tanto a ver si se me ocurre algo creativo que pueda desarrollar y acercarme un poquito a la provincia y en este caso a mi gente querida, ¿no? Y de ahí nació el proyecto de hacer una canción con una impronta entrerriana. No tenía ni nombre, ni nada. Empezamos a construir con mi amigo Martín, que él es de Buenos Aires, pero tremendo productor y músico y entendió rapidísimo. Empezamos a producir y armar unas máquinas tipo rasguido doble, pero todo con máquinas, todo desde la compu, para que ya desde el vamos tenga otra sonoridad el tema.

Bueno, lo fuimos modificando, terminó siendo un patrón rítmico medio híbrido y ahí le digo: “Pará, pará, pará, vamos por acá. Esto tiene que tener una guitarra que suene así, bien, estilo a lo Drexler”, que es un músico que me gusta un montón, y le digo a Martín: “lo voy a llevar a un compositor que yo admiro un montón que es Damián Lemes, de Gualeguaychú y vamos a armarlo con él al tema. Me parece que él es el interlocutor ideal para esta música”. Así fue, lo llamo y le digo: “Damián, la idea es componer esto, la idea es que tenga esta sonoridad, la temática va a ser acá, esto, esto, pautamos varias cosas, me empezó a mandar unas cositas Damián, yo le devolvía, todo por whatsapp, eso fue genial, fue increíble. Fuimos armando todo así y ahí salió.

La canción, que ha tenido muy buena repercusión desde que salió, se puede encontrar en YouTube y también en Spotify dentro de la cuenta de “En boca de todos músicos” de la productora que lleva el mismo nombre. Juampi apunta a “que la gurisada pueda escuchar música que tiene sonoridad entrerriana, una canción que como dice Kevin Johansen es “desgenerada”, como no género, que cuando vos lo escuchás suena Entre Ríos, a mí me deja tranquilo de que realmente va para ese lado, la letra tiene todo un abanico de lo que es Entre Ríos.

Los comienzos

Te llevo a la escuela primaria, vamos atrás, a los 7, 8 años. ¿Qué era la música para Juampi Francisconi en aquellos años? ¿Quién era, qué lugar ocupaba? ¿Cómo estaba presente o no estaba, qué era?

Cuando yo tenía tipo 8 años y cantaba en festivales folclóricos y me acompañaba un señor guitarrista que era Medrano Hice toda esa movida, estudié un poco guitarra en su momento, pero después fue como que algo se me diluyó, se fue, no sentí más eso y al tiempo ya como a los 10, 11 años, obviamente que estando acá en Gualeguay, en tierra entrerriana el carnaval es fuerte, y siempre con mis vecinos, compañeros de escuela, armábamos con los tarros de dulce de batata o de leche unas pequeñas comparsas de barrio, con las chicas que bailaban…si podíamos enganchar una pluma en el carnaval, el fin de semana podías guardártela y hacías como si… todos esos son los recuerdos que tengo de cuando era chico que están más relacionados a la calle, a mi vida cotidiana más que a la escuela en sí como institución. Tengo más recuerdo de mi primera música en la calle.

¿Qué crees que se debería hacer para fomentar en la escuela un poco más el acercamiento entre el alumno, la música, la cultura en general?

Bueno, está buenísimo que podamos hablar de eso porque es un área que  a mí me interesa  y con muchos amigos que tengo del área más que nada musical pero también que les interesa la educación y que son profes y demás, hemos charlado y me sucede lo siguiente: para mí sería muy interesante, que no solamente en el área musical, en todas las áreas artísticas, podamos transmitirle a la gurisada, chicas, chicos como en principio el amor por la música o cualquier área del arte, creo que es una charla que nos debemos, tanto la sociedad en general, con todos los actores participantes de esto que estamos hablando porque me parece que no le estamos dando la importancia, me parece, no en todos los casos, esto no es genérico. A la gurisada hay que atraerla de otra manera, hay que tratar de incentivarlos con música, folclórica de raíz, pero también traerla para estos lados y ver cómo se puede unir esto con esto y en el medio generar un contenido, para mí “Abrazo de agua” es eso justamente, es esto con esto y se pueden pegar y se puede trabajar con eso y creo que eso es una realidad y creo que es muy importante ir para esos lugares. Lo que me interesa mucho decirte esto y que siempre lo transmito en algunas notas cuando se puede poner uno más filosófico: no me interesa que un alumno se transforme en músico, no me interesa ni nos debería interesar que un alumno se transforme en pintor, en absoluto. Me interesa que la música, la pintura, la literatura, te abra un poquito más la cabeza, un poquito más el corazón y la carrera que vos elijas, un poquito más ortodoxa, medicina, que te vayas a arquitectura, que te vayas a donde quieras, pero que te permita ser y analizar las cosas de una forma un poquito más blanda, que te permita tener empatía con lo que sucede en la realidad. Me parece que la enseñanza de las artes tendría que ir para ese lado, para la forma de ablandar un poquito el corazón y el pensamiento de las personas.  La música tiene esa cuestión de liberar, de generar nuevos mundos, es un disparador. Todas las ramas artísticas son disparadores que permiten a la gurisada volar. A ver, te pongo un ejemplo comparando con otras materias: ¿para qué se da matemática en la escuela? Que uno piensa: “Y si yo no lo voy a necesitar” que dice uno, porque lo dice cuando es chico. Y la matemática, más allá de que después te sirva para hacer una cuenta o hacer un cálculo de algo, también la matemática se utiliza como medio de razonamiento, si uno lo escucha a Adrián Paenza, gran referente Paenza que realmente te cuenta cuentos e historias de lo que es la matemática y te hace comprender cosas increíbles de la rama científica. Bueno, está para eso, para razonar y para aprender a entender y a pensar ciertas cosas de una manera que quizás uno no las tiene de fábrica, llamémosle, bueno, para mí las ramas artísticas hacen lo mismo pero te permiten desarrollar empatía, el corazoncito y la cabeza, entonces desde ahí creo que tendrían que ser mucho más importantes las ramas artísticas dentro de lo que es la currícula educativa. No digo que sea fácil, en absoluto, no soy tan atrevido como para decir que es “soplar y hacer botellas”, pero sí que es una charla que se debe como muy en general y cómo reestructurar algunas cositas, obviamente.

Identidad cultural

¿Cómo ves la identidad cultural de Entre Ríos en la actualidad? ¿Creés que hay algún referente?¿Cuál por ejemplo?

Sin dudas que hay referentes y que la realidad musical y artística de Entre Ríos tiene una riqueza muy grande, yo te puedo nombrar de la música, de la gente que uno más va conociendo, por afinidad y por gustos. Para mí, el Negro Aguirre es el nuevo Linares Cardozo de nuestro momento. Porque Linares fue un compositor muy rico que presentó como otro tipo de poesía, irrumpió en la escena, hace varias décadas atrás, creo que el negro Aguirre tiene esa misma irrupción, quizás no con un folclore netamente de raíz, pero es como un desarrollo de ese folclore que amí me gusta un montonazo. Después te lo puedo nombrar, justamente que hemos trabajado juntos, Damián Lemes para mí es un gran compositor, tiene unas composiciones muy lindas y muy diferentes.

Leé la entrevista completa en el archivo adjunto.↓
También podés escuchar el podcast acá: https://soundcloud.com/contenidos-en-red/episodio-07-contenidos-en-red
O ver el video de la entrevista acá: https://www.youtube.com/watch?v=YN0qLBkvjes&ab_channel=Portal%40prender-EntreR%C3%ADos

Agradecemos a Juampi Francisconi por su participación en esta conversación y los invitamos a recorrer el recurso educativo Abrazo de Agua sobre el tema musical que lleva su nombre.

 

Descargas

Entrevista a Juampi Francisconi (pdf)

Publicado el:

viernes 2 de octubre de 2020

Autor:

  • Portal Aprender

Nivel:

  • Inicial
  • Primario
  • Secundario
  • Superior

Área Curricular

  • Educación Artística

Tipo de Recurso

  • Especial / Colección

Episodio 05 | Diálogos entre Melina Masnatta (Chicas en Tecnología) y Luisina Pocay

Episodio 05 | Diálogos entre Melina Masnatta (Chicas en Tecnología) y Luisina Pocay

Luisina Pocay , Bioinformática y Especialista en Enseñanza de la Ciencia y Coordinadora de Ciencia, Tecnología e Innovación Pedagógica del CGE dialoga con Melina Masnatta , cofundadora y Directora Ejecutiva de Chicas en Tecnología, organización que busca reducir la brecha de género en el ámbito tecnológico.

Melina Masnatta es Licenciada en Ciencias de la Educación de la Universidad de Buenos Aires, Magíster y Especialista en Tecnología Educativa y emprendedora social en temas de educación y tecnología con perspectiva de género.

Desde Chicas en Tecnología, motivan, forman y acompañan a través de programas e iniciativas a la próxima generación de mujeres líderes en tecnología. El objetivo principal es que las adolescentes consideren a la tecnología como una aliada para cumplir diferentes propósitos que impacten en sus realidades y comunidades.

¿Qué es Chicas en Tecnología?

CET es una organización sin fines de lucro que nace en Argentina en el 2015 buscando reducir la brecha de género. Al principio pensábamos en cerrar la brecha de género pero después, conforme fueron pasando los años, los temas vinculados al acceso y sobre todo a la perspectiva de género fueron creciendo y fuimos obteniendo otras informaciones. Hoy ya sabemos que no vamos a ver el cierre de la brecha en tecnología, pero sí que podemos trabajar para su reducción, en particular, en todo el ambiente emprendedor tecnológico y no solo en las grandes empresas. Esto es uno de los grandes faltantes, no solo en el mundo sino también en nuestro país.

¿Cómo fue el inicio de Chicas en Tecnología?

Al principio, cuando empezamos a generar esta organización, nos sucedía que no había datos. Entonces comenzamos a generar y profundizar un área propia de investigación, donde nos fuimos dando cuenta de que no solo no había mujeres en nuestros ámbitos más cercanos, sino que también, incluso lo más desafiante, era que no había mujeres eligiendo estas carreras, estudiando estas carreras, lo que conducía a una proyección a futuro muy compleja.

De hecho, organizamos información de todas las universidades y los institutos del país que tuvieran carreras vinculadas a la programación. con cinco años de información, y encontramos el dato de que solo el 16% de las personas que se inscribían a estas carreras eran mujeres. Por lo tanto, también estábamos ahí alertadas de que teníamos que ir un paso antes.

Es decir, enfocarse en las adolescencias. 

Claro, todo lo que hacemos hoy en Chicas en Tecnología es trabajar con adolescentes, para que esas jóvenes decidan que estos espacios son espacios de creación de proyección.

Por otro lado, lo que fuimos aprendiendo a medida que íbamos creciendo, es que no podíamos hacerlo de una manera solitaria sino que necesitábamos articular con diferentes organizaciones, tanto las escuelas secundarias, los municipios, los espacios donde están circulando estas juventudes. Porque también nos pasaba que por un lado las chicas estaban en nuestras propuestas, les encantaba, les atravesaba y querían seguir aprendiendo más o elegían estudiar estas carreras y cuando se acercaban a los institutos de formación o a las mismas universidades, se encontraban con que estos lugares no estaban preparados para recibir adolescentes mujeres. Entonces ahí empezamos a darnos cuenta de que teníamos que trabajar también en conjunto con toda la sociedad.

¿Tuviste algún docente que te haya motivado a desarrollarte en temas vinculados a la tecnología?

En general me pasaba que la matemática me interesaba y, previo al nivel secundario, sentía mucha curiosidad sobre el mundo científico. Pero no tenía posibilidades o también, algunas personas que me educaban, me decían que eso era para señores gordos con pipa o que no era para personas como yo. Y eso fue una pregunta que me llevó a seguir indagando: qué es para mi, qué no es para mi. Cuando alguien es adolescente se va topando con estas frases limitantes, que a veces las decimos todos y no nos damos cuenta de que pueden implicar un desafío muy grande para otras personas. Naturalizamos esas frases. Sucede mucho también cuando vemos publicidades o todo lo que tiene que ver con los medios masivos y naturalizamos todo el tiempo situaciones que no están bien desde el punto de vista de que esto genera una bola expansiva y hace que un grupo de gente quiera o no decidir estudiar en ciertos ámbitos.

A modo de cierre quizás puedas dejarnos algún mensaje para los docentes que enseñan cursos de tecnologías o también para esas niñas y jóvenes que están atando de decidir el futuro en el que quieren desarrollarse.

Con respecto a las personas que educan, creo que la educación, al menos los últimos años, ha tenido que enfrentarse a responder preguntas que ni la sociedad tiene claras. A partir de la pandemia hubo una resignificación sobre la importancia de las personas que enseñan, y creo que las familias empezamos a entender el desafío de educar. Por lo tanto, lo primero es empoderar a este grupo de personas, que no es menor lo que están haciendo, y que, en mi perspectiva, son las profesiones del futuro, porque es lo que no va a poder reemplazar ningún tipo de inteligencia artificial: quien educa es una persona que está siempre acompañando y generando ese andamiaje donde lee al otro y le da la pregunta correcta en el momento correcto. Entonces lo primero es valorizar fuertemente la profesión que crea otras profesiones.

Y lo segundo es darles ese coraje, porque la mayoría, el 70% de las personas que educan son mujeres, entonces también vivimos un proceso de doble estigmatización en muchos sentidos. Somos una mayoría que actuamos como minoría y por eso es importante que también empecemos a valorarnos primero en red y valorarnos también profesionalmente desde este lugar

Lo siguiente, más vinculado a la tecnología, es que me parece clave que las personas que educan tomen un rol activo. Pero eso no significa que sepan programar ni que se les recargue la agenda de acciones o capacitaciones, sino que recuperen las preguntas que tienen que hacer desde el lugar de la educación: para qué estudiás esto, para qué usás tal programa, contame qué estas aprendiendo ahí, con quién estás interactuando en esta red social. Es decir, las preguntas claves y hasta filosóficas de la educación. Ese es un punto nodal porque las personas más jóvenes no es que saben más, sino que tienen menos miedo a equivocarse y eso es algo que debemos tener en cuenta todas las personas.

También desde ahí encontrar una respuesta grande a lo que se viene como mundo, porque si bien la pandemia movilizó y en algún momento encontraremos la vacuna, nos trae nuevos estándares mundiales de lo que es importante.

Y finalmente con el tema de las mujeres jóvenes o las adolescentes es importante también que se vean desde donde están. Siempre decimos una frase en la organización que es casi un mantra: “Donde vos estés con tu tecnología, podés transformar el mundo” y eso es algo empoderador.

Leé la entrevista completa en el archivo adjunto abajo.
Mirá la entrevista en vídeo desde Youtube haciendo click en el siguiente enlace→https://www.youtube.com/watch?v=k_C4cdB5aUE
También podés escuchar el podcast→https://soundcloud.com/contenidos-en-red/episodio05

Descargas

Entrevista a Melina Masnatta (pdf)

Publicado el:

jueves 27 de agosto de 2020

Autor:

  • Portal Aprender

Nivel:

  • Inicial
  • Primario
  • Secundario
  • Superior

Temática

  • Género
  • TIC

Tipo de Recurso

  • Especial / Colección