No es el dispositivo: es lo que podemos hacer con él

No es el dispositivo: es lo que podemos hacer con él

Presentamos: "Villa Elisa en QR: una mirada diferente", propuesta realizada por alumnos y docentes de la Escuela Normal Superior Dr. Luis C. Ingold, de la ciudad de Villa Elisa (Entre Ríos), en el marco del Proyecto Escuelas Produciendo.

En su edición 2013, Escuelas Produciendo convocó a las escuelas entrerrianas a producir y trabajar con las TIC desde la exploración de los dispositivos móviles. Tras la recepción y evaluación de las propuestas recibidas, el Equipo seleccionó 10 proyectos de distintas escuelas que se animaron a imaginar modos de incluir “el celu” en el aula.

Después de una variada presentación de ideas para incluir el celular en el aula, el equipo de Escuelas Produciendo seleccionó 10 de 50 propuestas enviadas, las cuales recibirían asesoramiento y capacitación para poder materializar los proyectos.

Una de las ideas seleccionadas fue la de la Escuela Normal Superior “Dr. Luis C. Ingold”, de Villa Elisa (Dto. Colón), un proyecto que merece ser sistematizado por su innovación, originalidad y creatividad.

El objetivo
La propuesta presentada planteaba sus objetivos de este modo: “conociendo aún más en profundidad la impronta local, pudimos entender los fundamentos de aquel objetivo planteado: una ciudad turística, promovida especialmente por un complejo termal ubicado en un extremo de la ciudad, que desvía a los visitantes lejos del corazón de la urbe”. Es por esto, que un grupo de alumnos de la Escuela Normal Superior Dr. Luis C. Ingold sintió la necesidad de diseñar una estrategia para dar a conocer su propia identidad.

El proyecto

Adaptando la necesidad a los nuevos tiempos (que nos sorprenden con tecnología al alcance de la mano), profundizando sobre una audiencia especifica (turistas con acceso a internet y a smartphone), se decidió trabajar en la implementación de códigos QR en puntos referentes de la ciudad (establecimientos, monumentos, paseos) mediante los cuales se podría acceder de forma ubicua a información relevante sobre el lugar, y así, construir de algún modo, su propia identidad, mediante los símbolos y guiños que bosquejaba la idea principal.

La plataforma que se ubicó como destino de estas múltiples entradas a la información, fue un blog alojado en blogger (click aquí) —adaptado para dispositivos móviles—, que contenía el desarrollo de estos 17 puntos seleccionados por el grupo. Selección que fue el resultado de largos meses de trabajo en equipos segmentados según sus tareas especificas: el equipo de comunicación, que debería transmitir en palabras el espíritu del proyecto; el equipo de diseño, que se encargaría de la imagen representativa y los códigos a dispersar por la ciudad; los equipos multimediales que se encargarían de los registros visuales del lugar en formatos de video e imagen estática, el equipo tecnológico , que se encargó de darle forma al blog y una docente al pie del cañón para darle empuje a cada actividad.

¿Sintesis? ☞ 17 puntos nodales. Un Código QR en cada nodo como puente a la entrada del blog correspondiente (txt+imagenes+videos). Múltiples formas de conocer la ciudad, mediado por un dispositivo tecnológico, un poco de caminata y mucha, mucha curiosidad.

El proyecto fue todo un éxito, y por si fuera poco: se ubicó en los destacados. Resultado de un gran trabajo en equipo, donde se potenciaron las aptitudes de cada alumno según sus intereses. Nada es posible sin un espacio educativo que contenga y apoye la innovación, es sumamente interesante ver cómo los mismos estudiantes empiezan a demostrar de que manera la tecnología constituye un valioso medio para expandirse y aprender más del aula.

 

Publicado el:

viernes 9 de marzo de 2018

Autor:

  • Ana Clara Nicola

Nivel:

  • Secundario

Área Curricular

  • Educación Tecnológica

Temática

  • TIC

Tipo de Recurso

  • Experiencia Educativa

Los códigos QR ingresan al aula

Los códigos QR ingresan al aula

¿Qué son? y ¿para qué sirven? son algunos de los interrogantes que nos hacemos cuando tenemos frente a nosotros la imagen de un «Código QR». En este recurso, conocerás un poco más de estos nuevos códigos y además te mostraremos cómo se pueden utilizar en el aula con fines pedagógicos.

Seguramente ya los han visto en más de una revista, en los productos de los supermercados, en afiches publicitarios los códigos QR y todavía no saben qué son. Quizás piensen que es simplemente algo más que pueden brindar las nuevas tecnologías, pero lo cierto es que estos códigos, más avanzados que los tradicionales códigos de barras, serán cada día más comunes en nuestras vidas y mientras antes empecemos a conocerlos, antes podremos aprovechar sus potencialidades.

Los clásicos códigos de barras que vemos en los productos que actualmente compramos fueron inventados en Estados Unidos en 1952, pero no fue hasta mediados de la década de los 80 que se empezaron a conocer. Uno de los lugares donde su uso resultó más extendido es en los supermercados. Allí, gran parte de los productos tienen impresos en sus rótulos un código de barra que se utiliza para que evitar ingresar manualmente el precio de cada objeto que adquirimos. De esta manera, las/os cajeras/os deslizan el producto sobre un lector láser y éste les brinda el precio del mismo, entre otras pocas cosas, dado que los códigos de barra son muy limitado al momento de brindar/contener información.

Con el objetivo de superar esta limitación, los japoneses comenzaron a buscar soluciones y, en 1994 desarrollaron el código QR. QR remite a las siglas en inglés de Quick Response o Respuesta Rápida. Este tipo de códigos, fueron diseñados especialmente para otorgar mayor información de manera más rápida ya que, al ser bidimensionales (es decir, tienen un patrón de lectura de arriba hacia abajo así como de izquierda a derecha), se multiplica el volumen de datos que éstos pueden contener.

¿Cómo podemos crear códigos QR?
Existen varios sitios en Internet, pero la manera más sencilla de crear un código QR es mediante el servicio que ofrece el sitio web QRCode-es, donde solo tenemos que indicar el tipo de datos que queremos guardar (texto, una dirección web, un SMS o un correo electrónico) y escribir la información en el campo correspondiente. Luego el generador de código nos devuelve una imagen en formato PNG. La cual debe ser impresa para una mejor lectura.

Finalmente, gracias a todas estas mejoras, el código QR no requiere de un lector especial, como sí sucede con el código de barras. Una computadora con una webcam o la simple cámara de un celular que también cuente con el programa adecuado, se vuelven “lectores” capaces de interpretar este tipo de códigos, y aquí es donde se hacen interesantes para nosotros ya que cualquier persona que cuente con estos dispositivos puede hacer funcionar un código QR.

¿Y cómo funcionan?
Muy fácil. Poniendo en funcionamiento el lector de QR del teléfono celular (Smartphone) o PC, se escanea con la cámara de fotos y en un instante el dispositivo interpreta el código mostrando automáticamente la información que contienen (texto, número de teléfono, música, imagen, video, un sitio web, etc).
A continuación les dejamos algunos sitios web para que puedan descargar el software de lector de QR, si su celular aún no lo tiene instalado:
QuickMark Mobile
Kaywa reader
Semacode

Está claro que estos códigos han abierto una nueva vía para vincular el mundo online con el offline y, además, son muy sencillos de utilizar. Si bien actualmente son las áreas de marketing y publicidad los que más los usan, estos códigos también pueden ser utilizados con fines pedagógicos ya que le otorga dinamismo a nuestros trabajos y nos brindan una oportunidad para desplegar nuestra creatividad y la de nuestros alumnos. Con estos códigos podremos producir materiales educativos, los cuales pueden ser visualizados en el aula e incluso podrán ser publicados y compartidos a través de Internet.
Les dejamos una guía realizada por la Fundación Telefónica para seguir explorando sobre el uso de estos códigos en las aulas.

Publicado el:

martes 16 de enero de 2018

Autor:

  • Miguel Noguera

Nivel:

  • Secundario

Área Curricular

  • Educación Tecnológica
  • Lengua y Literatura

Temática

  • TIC

Tipo de Recurso

  • Artículo