Se enciende la cámara y una mano pequeña enfoca los derechos de los niños

Con el interés de fomentar la expresión y la creatividad de los jóvenes, desde UNICEF se viene implementando la propuesta Un minuto por mis derechos que intenta recrear un espacio para repensar los derechos del niño a través de la realización de producciones audiovisuales.


Mediante la producción de videos de un minuto de duración, desde el proyecto de participación adolescente Un Minuto por mis Derechos, se trabaja con jóvenes de entre 14 y 21 años, donde se los alienta a reflexionar para poder expresarse sobre sus derechos en talleres de lenguaje audiovisual, que apuntan a la sensibilización social.
La iniciativa nace allá por el año 2002 en Europa y fue impulsada globalmente por la alianza entre UNICEF, European Cultural Foundation y Sandburg Institute. En Argentina desde 2005 es promovida por su oficina local y desarrollada por Fundación Kine, Cultural y Educativa.
Adentrándose en el Sitio del Proyecto, se puede ver que los objetivos que persigue son:
-Estimular la participación adolescente en la creación de sus propios relatos y la expresión de sus intereses.
-Promover el cumplimiento de sus derechos a partir de la difusión de sus cortos, donde dan cuenta de sus miradas sobre las problemáticas que los atraviesan.
Atendiendo al fortalecimiento de vínculos, es que se realizan talleres de 5 meses de duración, en los cuales se reflexiona sobre sus derechos y se abre un espacio de intercambio de saberes y reflexiones que apuntan a construir una mirada crítica para poder aboradar las distintas problemáticas en consecuencia.
Con la intención de acercar esta experiencia, invitamos a que ingresen aquí.

Valorar recurso:
Resultado:
(0 votos)

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad