El desafío de pensar las Trayectorias educativas reales en la Escuela

Proyectos Institucionales de Inclusión Digital para el fortalecimiento de las Trayectorias Escolares

En este recurso compartimos tres proyectos de inclusión digital desarrollados por escuelas entrerrianas con el objetivo de fortalecer las trayectorias escolares de sus alumnos.


El desafío de pensar en Trayectorias educativas reales en la Escuela
Durante el segundo semestre de 2013, 20 escuelas de la provincia participaron de la capacitación “TIC en la escuela. Proyectos institucionales de inclusión digital para el aprendizaje y el conocimiento” dependiente de la Coordinación Gral. de TIC del CGE en el marco del Programa Comunicación, Educación y Tecnología que financia y asesora el CFI.
Una de las grandes preocupaciones que esta capacitación mantuvo durante todo el trabajo realizado con los docentes de distintas escuelas secundarias de la provincia, fue la de acompañar a las trayectorias escolares de los alumnos.

Numerosas investigaciones vinculadas a la Escuela Secundaria han señalado que persisten problemas históricos en dicho nivel, tales como repitencia, sobreedad y deserción. Dichas problemáticas promovieron esfuerzos en los ámbitos de las políticas públicas educativas para asegurar a todos los estudiantes su derecho a la educación. El formato escolar, tal como lo conocemos en la actualidad, está organizado de una manera que supone un recorrido estándar y homogéneo para los alumnos. Se espera que ingresen y egresen más o menos a la misma edad a cada nivel y que el recorrido sea lineal. Sin embargo, es sabido que los estudiantes realizan recorridos heterogéneos y variables.

Es así que en la actualidad se intenta pensar en términos de “Trayectorias Escolares” que reconozcan y posibiliten un trabajo con esos otros recorridos en las escuelas. De esta manera, nos corremos de la idea de que quienes presentan dificultades para cumplimentar en tiempo y forma la escolarización, son, de alguna manera, “fracasados” o bien, expulsados del sistema.

Las trayectorias escolares pueden ser definidas como el recorrido que los alumnos realizan por grados, ciclos o niveles a lo largo de su biografía escolar. Flavia Terigi (2010) define como “trayectorias teóricas” a aquellas que siguen la organización escolar, tal como lo planteamos más arriba; y “trayectorias reales” a los modos heterogéneos, variables y contingentes en que gran parte de los niños y jóvenes transitan la escolarización.

Dicho esto y, desde el lugar de educadores o de quienes desarrollamos nuestro trabajo en instituciones educativas, es imprescindible entonces la interpelación sobre qué cosas podemos pensar, qué cosas podemos hacer en términos pedagógicos y en particular en términos didácticos, para lograr avanzar hacia trayectorias educativas completas y continuas, que preparen para vivir en sociedades más complejas y plurales. (Terigi 2010). En este sentido, es necesario pensar institucionalmente en proyectos que contemplen las trayectorias reales de nuestros alumnos, fijando criterios o pautas comunes entre la comunidad educativa para una mayor inclusión.

Sobre la construcción de Proyectos de Inclusión Digital
Desde este gran interrogante alrededor de las trayectorias escolares, se pensó que la construcción de un Proyecto Institucional de Inclusión Digital (PIID), podría colaborar significativamente con dichos esfuerzos en las escuelas.

Si nos detenemos a pensar, las posibilidades que brindan las tecnologías de la información y la comunicación en el ámbito educativo, son verdaderamente muy amplias. Hoy en día, es posible enviar tareas y trabajos por mail, realizar consultas a través de redes sociales con pares o docentes, encontrar información en cuestión de segundos, o producir piezas comunicacionales, entre otras. Pero también, es posible diseñar un proyecto educativo para el acompañamiento del aprendizaje de estudiantes que presentan situaciones concretas por las cuales no pueden asistir a la escuela, abandonan o asisten de manera intermitente.

Para pensar este proyecto se deben tener en cuenta algunas cuestiones: en primer lugar poder reconocer en qué situación se encuentra nuestra institución respecto de este tema. Analizar cuántos jóvenes atraviesan la institución con sobreedad, cuántos repiten, por qué razones, qué nos dicen las biografías de esos estudiantes; para así poder definir al menos una problemática a la cual vamos a atender. En segundo lugar, es imperioso que el proyecto traspase los límites áulicos y sea realmente un proyecto institucional en el que los actores involucrados aporten sus esfuerzos para intervenir en la situación problemática. Y, por último, aunque no menos importante, es necesario conocer y explorar las herramientas que las tecnologías hoy nos ofrecen.
En la gran mayoría de las escuelas secundarias, contamos con netbooks, gabinetes informáticos y conexión a internet, cuyas posibilidades y limitaciones debemos conocer para lograr buenas prácticas. Conjugando estas tres grandes cuestiones, creemos que es posible un acompañamiento a las trayectorias reales desde un PIID.


Manos a la obra: tres experiencias.
Los docentes que participaron de esta capacitación debían culminar la experiencia con la elaboración de un PIID, que contemplara como pilares fundamentales: el acompañamiento de las trayectorias escolares y el uso de las nuevas tecnologías. Compartimos a continuación algunos proyectos construidos desde este marco a partir de la capacitación.
Las escuelas secundarias N° 1 “Dr. Carlos Pellegrini” de Valle María y N° 6 "Jubileo" presentan un panorama similar, ambas se encuentran en contextos rurales, por lo que el desgranamiento de la matrícula se debe a las dificultades que los alumnos tienen para llegar a las escuelas, debido fundamentalmente a las inclemencias del tiempo.

Realizando un trabajo en plataforma moodle, la escuela de Valle María elaboró el proyecto denominado “La escuela en una Nube” que se propone trabajar contenidos en forma virtual con aquellos alumnos que por distintos motivos no pueden asistir de forma constante a la institución. El mismo busca implementar también la figura de “alumnos tutores” con la posibilidad de dar participación en este espacio a los alumnos que asisten con regularidad. Por su parte, Jubileo también implementó en su proyecto el entorno de “Aula virtual”, mediante Edu20.org, con algunos avances realizados durante la capacitación, en donde ya habían intercambiado actividades y tareas con los alumnos.

Ambas escuelas valoraron la posibilidad de que el acompañamiento a las trayectorias diversas de los alumnos se concrete a través de un proyecto que involucre el uso de las nuevas tecnologías, ya que posibilitan interactuar como sujetos en otros tiempos y espacios. Así también consideraron sumamente importante que la inclusión se piense institucionalmente y se fijen pautas que comprometan a todo el colectivo docente y demás actores de la comunidad.

Por su parte, la Escuela N° 11 “de Tablas” de la localidad de Gualeguay, presentaba como principal problema el desgranamiento de la matrícula en los primeros años de la escuela secundaria, situación agravada por el hecho de compartir edificio con una escuela primaria. Los docentes consideraban que habían perdido la comunicación con las familias de los alumnos, por lo que decidieron como estrategia, para este primer proyecto, realizar talleres abiertos a la comunidad con uso de herramientas básicas de internet (redes sociales, correo electrónico, etc). Ello permitiría un acompañamiento de las trayectorias diversas de los alumnos estableciendo una mayor comunicación con sus padres, tutores o encargados.

En estos nuevos escenarios se torna preciso salirnos de una lógica tradicional que pone el acento en un cierto régimen de calificaciones, y fundamentalmente en la presencia física de los sujetos implicados en el acto de enseñar y aprender en un espacio y tiempos predeterminados. Es necesario poder pensar a la escuela desde su lugar simbólico, desde lo que representa para la educación de nuestros jóvenes y adolescentes hoy, con sus realidades y necesidades, entendiendo la potencia de las herramientas que nos brindan las nuevas tecnologías para formar a estos sujetos que no “fracasan” porque quieren, sino porque asistimos a una expulsión encubierta dentro del sistema al no poder pensar desde otro lugar los desafíos de la educación en la actualidad.

Contenido adicional:

Valorar recurso:
Resultado:
(2 votos)

Comentarios: (5)

14.02.2014
Ma. Isabel :
¿Cuándo llegará el aula virtual a la Esc. Nº26 "Falucho"? (Dpto. Federación) Las necesitamos YA! Hay tanta ideas y propuestas para trabajar....
10.02.2014
Patricia Arcati:
Los Proyectos de estas escuela están muy bueno, sobre Aulas virtuales con la aplicación de Plataformas, seria interesante que dicten curso que implementan el aprendizaje E.lerning, , con plataformas como Moodle, Edu20.org,.. y o otras . Estaría interesada en llevar adelante este proyecto para mi escuela, seria una forma de empezar a trabajar de otra manera , en forma colaborativa, y uniendo ideas creativas.
08.02.2014
MARIA ESTER BARRIENTOS:
Realmente me emociona saber que todo esto está en marcha. Pondré todo de mi y las TICs que tengo a mi alcance para difundir, para ampliar el espectro de INCLUSIÓN Y EL CUIDADO DE LAS TRAYECTORIAS DE LOS ALUMNOS
08.02.2014
claudio:
hola. los proyectos muy buenos. la pregunta es ¿que docentes lo llevan a cabo y en que momento: hay presupuesto para los proyectos o se afectan horas cátedra ? gracias
07.02.2014
Silvina Beatriz:
Chicas..sabemos algooo del temaa o nadaaa a verrr...a leeer un poquitooo más por las dudass...jua

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad