Lo emotivo y lo pedagógico: abordar la identidad a través del rescate de la memoria

Identidad sin olvido es un cortometraje realizado por la Escuela No. 7 "Carlos Mosto" de Gualeguaychú, que toma su nombre de un soldado entrerriano fallecido en la Guerra. Una experiencia que nos conecta con los significados profundos de "Malvinas"... un sentido de pertenencia, un incesante reclamo de justicia y el recuerdo de una herida que deberíamos haber evitado.
Video Identidad sin olvido.flv

Todo comenzó con un libro que me regaló José Caggese –compañero en la Gesta de las Islas Malvinas de Carlos Mosto y uno de los padrinos de la escuela-, un material de su autoría. En ese momento me advirtió -algo que me pareció exagerado- que hasta yo iba a cambiar a partir de esa lectura.

Ciertamente algo de eso sucedió. Se trató de una experiencia muy intensa y emotiva que no podía terminar solo en decir "qué lindo libro". Me dije: algo hay que hacer! Va más allá de una apreciación estética por un libro; pasa creo por un compromiso moral.

Tal como me dijo José, el libro me cambió. Y ese cambio fue extensivo, progresivo, sostenido, compartido… Ese libro no era solo un regalo personal, ese libro se transformó en una especie de diario íntimo de reconstrucción de identidad personal, grupal e institucional. Fue leído por un grupo de alumnos en tiempo record (tres días de lectura cada uno del libro completo) y a partir de esa lectura, la reflexión… el cambio… algo había que hacer y lo hicimos: nos anotamos en la convocatoria “Ponele tu ojo a los Bicentenarios” y en conjunto, de modo unánime quisimos recrear ciertos momentos históricos que nos otorgaron a cada uno una enseñanza particular y personalizante en nuestro presente, por nuestra memoria y para nuestro futuro.


La experiencia tuvo mil matices… alegría, tristeza, emociones encontradas, investigación rigurosa, visualizamos una y otra vez la última entrevista a Carlos Mosto, la reconstrucción en maqueta del cuartel de Moody Brook, desconcierto, obstáculos, sacrificios, esfuerzos, superación personal-grupal e institucional, acuerdos, arduas horas de trabajo fuera del horario escolar, compromiso con nuestra identidad… con los valores de cada soldado que luchó por nuestra patria, que dio su vida por defender nuestra soberanía, admiración y respeto por el soldado que volvió y hoy nos enseña con su ejemplo de vida… que Malviniza nuestro corazón… disfrutamos mucho, crecimos otro tanto, aprendimos hasta de la frustración cuando algo no salía bien… PERO obtuvimos el mejor premio… nuestro premio no fue Ponerle nuestros ojos a los Bicentenarios sino que fue Poner el corazón en las Islas Malvinas, poner la mirada en los verdaderos patriotas, poner verdad ante la ignorancia y minimización del tema, poner-se en el lugar del otro… Nuestro premio es ser y pertenecer a la Escuela Secundaria N° 5 “Soldado Carlos Mosto”.


Clickeá en la imagen y disfrutá de la memoria ausiovisual de la experiencia elaborada por la propia escuela:

Contenido adicional:

Valorar recurso:
Resultado:
(0 votos)

Comentarios: (2)

06.03.2013
JOSE CAGGESE:
Buscando algo en Google, encontre esto y me emocioné !! Muchas Gracias !! - Me gustaría ir a visitarlos de nuevo y charlar personalmente con todos los alumnos de la Mosto !! Besos - José Caggese
23.03.2012
maraluca:
Excelente!!! Lo compartí en el face y lo compartiré con mis alumnos en la escuela.

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad