Para el comienzo de clases

Familias con la escuela

Comienza el año escolar y también las preocupaciones porque los chicos puedan transcurrirlo del mejor modo posible. Por ello, les acercamos algunas sugerencias elaboradas por el Consejo Federal de Cultura y Educación, para orientar y acompañar a nuestros niños en su tránsito por la escuela.

FAMILIA Y ESCUELA: colaborar para que los chicos aprendan

Cuando están por comenzar las clases hay mucho entusiasmo. Todos quieren que a los chicos les vaya bien en la escuela y desde la familia, hay muchas actividades que se pueden realizar cada día, utilizando el tiempo juntos y las ganas de colaborar de la mejor manera: ir a la escuela, conocer a la maestra o al maestro, preguntar dónde estará el aula, hablar con otros padres...


¿Cómo les irá en la escuela...?
Algunas familias quizás estén preocupadas por cómo les va a ir a los chicos y qué pueden hacer para ayudarlos mejor.
Es conveniente hablarles de nuestros miedos. A ellos les hace bien saber que los grandes también tienen dificultades y que intentan seguir adelante haciendo esfuerzos, buscando alternativas, pidiendo ayuda.
Empiezan a ser estudiantes y lo que hagamos puede dejar huellas importantes en sus vidas.

NADIE PUEDE SOLO: LOS CHICOS NECESITAN DE SUS FAMILIAS, LAS FAMILIAS DE LA ESCUELA, LA ESCUELA DE LAS FAMILIAS, LA COMUNIDAD NECESITA DE TODOS.

ENTRE ADULTOS Y CHICOS: un puente de confianza.

Para que los chicos y chicas se sientan más capaces de aprender, la familia puede ayudar dándoles confianza. La confianza en uno mismo es vital para el aprendizaje.

Todos los chicos tienen las mismas posibilidades de aprender y de progresar si la familia los apoya y cree en ellos.

¿Cómo hablamos con nuestros hijos?

Si les hacemos comentarios negativos, o les decimos que “son burros”, que “la cabeza no les da” o que “no sirven para el estudio”, no los ayudamos. Por el contrario, las palabras pueden doler tanto como el maltrato físico y ambos disminuyen la confianza que los chicos tienen en sí mismos.

Cuando los adultos no piensen lo mismo que las maestras y maestros, pueden ir a hablar con ellos y plantearles la situación. No es conveniente contradecirlos delante de los chicos. Esto los confunde y no ayuda a que se genere la confianza hacia los maestros, tan importante para el aprendizaje.

LOS GRANDES TENEMOS MUCHA INFLUENCIA EN LO QUE LOS CHICOS PIENSAN DE SÍ MISMOS. TRATEMOS DE RESALTAR SIEMPRE SUS VALORES Y SUS POSIBILIDADES.

Juntos para mejorar la educación es un material elaborado por el Consejo Federal de Cultura y Educación. Su propósito es establecer un puente entre las preocupaciones y compromiso de familia y el trabajo cotidiano de maestras y maestros para que el proceso de aprendizaje de nuestros hijos sea exitoso.

Valorar recurso:
Resultado:
(0 votos)

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad