Educación Domiciliaria-Hospitalaria: Experiencia en Seguí

Iván, de 16 años, tuvo un accidente de tránsito por lo que tuvo que dejar de asistir a su escuela en Seguí. En esta pequeña localidad entrerriana, la comunidad de “la Facundo Arce”, sus docentes, directivos y alumnos decidieron acompañarlo para que siga aprendiendo y siendo parte; aún fuera del aula.

En este recurso, compartimos algunos fragmentos de esta experiencia destacada por la Dirección de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, del CGE.

El relato de esta experiencia, pretende dar cuenta de los roles y voces de todos los partícipes (docentes, estudiantes, familia, comunidad) que protagonizaron, de alguna manera, un viaje desconocido; al menos en nuestra localidad en la que no había antecedentes de la Modalidad de Educación Domiciliaria Hospitalaria.

En la presente, se pretende dar cuenta de las intervenciones realizadas por la comunidad educativa, con el fin de asegurar la trayectoria escolar de un joven de 16 años; Iván, quien a mediados de abril del presente ciclo lectivo, protagonizara un accidente de tránsito quedando sus vertebras cervicales fuertemente comprometidas. El alumno cursaba el 5° año Técnico en Gestión Organizacional en la E.E.T. N° 68 “Prof. Facundo Arce”, ubicada en calle Santa Rosa N° 777, en Seguí, una pequeña localidad de la provincia de Entre Ríos.

Como primera idea, y desde la inclusión y la justicia curricular como premisas, este equipo directivo comenzó a realizar un plan, movilizando y sensibilizando a todos los actores institucionales, para apoyar al estudiante y a su familia, a fin de mantener vivo el vínculo con la escuela. Nos propusimos que, a pesar de su situación de enfermedad, “Chuki” (como afectuosamente le decimos) no terminara perdiendo el año ni a su grupo de amigos, perjudicando su estado emocional y retrasando la recuperación.

Siempre se mantuvo diálogo y se atendió la preocupación de los padres. Cuando presentaron el certificado por 40 días de reposo total del alumno y comentaron la posibilidad de un tratamiento posterior por un mínimo de 4 meses más; se comenzó la búsqueda de documentos a nivel nacional, para ver cómo encarar la situación. En esta instancia se pensó en la educación domiciliaria como una alternativa para atender el caso que se presentaba. Surgió el desafío de diseñar una propuesta didáctico-pedagógica que permitiera realizar una articulación institucional que consideramos imprescindible para que Iván pueda lograr la inclusión pedagógica que necesitaba y merecía.

Luego de los protocolos y las formalidades que indica la normativa correspondiente; se designó a la Tutora, docente de matemática, quien sería el nexo entre la escuela y el estudiante en estado de reposo.

El equipo de trabajo fue heterogéneo en su conformación de base (profesores de química, geografía, inglés, filosofía y pedagogía, dos docentes técnicos y la tutora que es profesora de matemática), lo que permitió tener múltiples visiones respecto al abordaje de la problemática. Esta diversidad se transformó en una fortaleza, a partir de la cual encarar la Educación Domiciliaria y Hospitalaria.

La institución visualizó los hechos como desafío y no como obstáculo, intentando evitar que Iván quede excluido del sistema educativo, con la consecuente invisibilización del problema, cuestión que hubiese vulnerando su derecho a aprender.

Se hizo indispensable la reflexión sobre las particularidades que implica enseñar en estos contextos, ya que constituye un desafío institucional que el colectivo docente pudiera diseñar propuestas de enseñanza disciplinares o multidisciplinares que permitan atender esta situación. Se puso a consideración de los docentes la idea de priorizar el formato audiovisual por las limitaciones clínicas del caso (inmovilización de cuello y un brazo). Esta situación llevó a cada docente, en lo profesional y personal, al desafío de desarrollar estrategias para las que consideraban “no estar preparados” en un primer momento. Hay que considerar que se trata de una escuela secundaria de la Modalidad Técnico Profesional, donde se trabaja fundamentalmente en los espacios curriculares específicos de la especialidad Gestión Organizacional con el formato de proyectos que se llevan delante de manera multidisciplinar.

Muchos de los materiales de clase producidos y enviados a Iván fueron realizados por sus propios compañeros, que se transformaron en el principal soporte emocional y afectivo de la propuesta sin la cual no se hubiese podido concretar. Inquietos, movilizados, sensibilizados, preocupados, tristes/alegres, los “gurises” del curso fueron percibiendo y transmitiendo los estados de “Chuki”. Esto permitió tener una real dimensión de la situación del chico.

Estrategias Metodológicas.
Por medio de la articulación curricular mediadas por las TIC, se logró estimular, integrar, motivar, y mantener el vínculo con la escuela. El área tiene cuentas en Facebook y en Twitter llamadas “Área TGO” que permiten ir comunicando, casi en tiempo real, las actividades educativas y todas las novedades a nivel institucional.
Estas dos herramientas, TIC y Redes Sociales permitieron desarrollar las propuestas didácticas haciéndoles llegar al estudiante el material. Se priorizó el formato de “clases multimedia” que debían contener el soporte teórico para resolver las consignas de aprendizaje para el estudiante.

Las TIC, las Redes Sociales y el celular permitieron una integración potente en términos de vínculos educativos. Los Juegos Olímpicos, las novelas, las canciones, los relatos de sus compañeros, los videos de sus profesores, la radio escolar, constituyeron un arsenal de herramientas didácticas que intentaron fortalecer la inclusión del estudiante, y garantizar su trayectoria.

Esta inédita propuesta en nuestra escuela, hizo posible que todos los actores, Iván desde su casa, los compañeros en la escuela; sean partícipes activos y conscientes del proceso de apropiación de saberes.

En este caso, atender la singularidad de su situación, abrió caminos a experiencias que podrían aplicarse a otras circunstancias o, tal vez, a la educación en el futuro. La ejecución de experiencias para imaginar, crear, optimizar tiempos y recursos, articular y trabajar en equipo, no sólo sirvió al estudiante para continuar aprendiendo desde su hogar, sino también a la institución que, con cada desafío, puede crecer y ampliar sus potencialidades como “comunidad educativa".

Contenido adicional:

Video Entrevista a Rectora de la E.E.T. N° 68 “Prof. Facundo Arce” | Prof. Betiana Badano
Video Entrevista a Asesora Pedagógica de la E.E.T. N° 68 “Prof. Facundo Arce”| Prof. Estela Domé
Video Testimonio de Ivan Sosa
Valorar recurso:
Resultado:
(0 votos)

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad