5 de mayo | Día del Celíaco

¿Cómo abordar la celiaquía en la escuela?

En este recurso hablamos de la Celiaquía, una enfermedad provocada por la intolerancia al gluten. Saber más es importante para vivir mejor.

¿De qué hablamos cuando hablamos de celiaquía?
Según datos del Ministerio de Salud, 1 de cada 100 argentinos es celíaco, pero muchos de ellos no lo saben. La celiaquía es una enfermedad que a menudo no es diagnosticada a tiempo; por ello es importante que nos informemos y sepamos más acerca de qué es, qué síntomas genera y cómo se trata.

¿Qué es?
La enfermedad Celíaca es una intolerancia permanente al gluten, (proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno) que ocurre en individuos genéticamente predispuestos. La ingestión de gluten en una persona celíaca, afecta la mucosa del intestino y disminuye la capacidad del mismo para absorber nutrientes.

¿Cómo se manifiesta? (cuando lo hace)
Los síntomas de la enfermedad celiaca son numerosos y variados. Como pueden cambiar de una persona a otra, la detección de ésta puede demorarse. De todos modos, las manifestaciones más características de la enfermedad celíaca son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico. Por ello es importante que ante la sospecha, se realicen estudios específicos que confirmen (o descarten) la intolerancia al gluten.

¿Qué hacer después del diagnóstico?
Hasta ahora, el único tratamiento eficaz para las personas con celiaquía es seguir una dieta estricta libre de gluten, por lo que los métodos de detección de este elemento en los alimentos constituyen una herramienta básica y fundamental para el control de la enfermedad. El gluten está presente en muchísimos alimentos, y sobre todo en las harinas. Además de estar presente en el pan tradicional, el gluten también se usa en la industria alimentaria. Es utilizado como aditivo para dar viscosidad, espesor o volumen a una gran cantidad de productos alimenticios. Más de la mitad de los alimentos que se comercializan actualmente contienen gluten de trigo, cebada, centeno o avena como espesante o aglutinante.


Algunas recomendaciones para la escuela
Como dijimos anteriormente, es importante tener siempre presente que un niño/a con celiaquía no puede comer harina de trigo, avena, cebada y centeno. Y en la escuela, esta restricción se extiende al comedor, las meriendas, el patio o las salidas educativas.
Por ello, es fundamental que directivos, docentes, personal encargado de la cocina y también de la limpieza; sepan que a la escuela asiste un alumno celíaco y que su presencia requiere de ciertos cuidados.


*Si la escuela cuenta con un comedor, es fundamental asegurarse que las materias primas (sal, aceite, condimentos, azúcar, etc.) que se utilizan en la elaboración de las comidas sean libres de gluten.
Lo mismo si se cuenta con un ´kiosco escolar´, es importante que se ofrezcan productos que estos alumnos puedan consumir sin riesgos. En este sentido, la única forma de asegurar que se trata de un Alimento Libre de Gluten, es que en su envase figure el logo oficial. La Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), publica en su sitio el listado integrado de ALG, que son periódicamente aprobados por las autoridades sanitarias y que garantizan a la población celíaca, un consumo seguro de dichos productos.

*Es importante evitar que los alimentos se contaminen con gluten. Para ello, es fundamental que los mismos se preparen, en lo posible, en espacios separados respecto de dónde se elaboran otras comidas y con utensilios diferentes.

*Resulta interesante que el personal que trabaja en el comedor, conozca y mantenga buenas prácticas en la elaboración de éstos alimentos. Éstas, como por ejemplo lavarse bien las manos y no cocinar ni tocar productos con gluten a la vez que se prepara un alimento para una persona celíaca, son la base para evitar que la comida se contamine.
En nuestra provincia, existen diferentes organismos, asociaciones e instituciones que trabajan capacitando a la comunidad educativa para promover que la escuela también se constituya en un ambiente seguro para las personas celíacas.

*Si una persona celíaca lleva su propia comida, se debe evitar entrar en contacto con la misma. Aunque involuntariamente, ésta puede contaminarse; y sus costos, tiempo y trabajo de elaboración son mayores a los de otros alimentos!!


En la escuela también podemos colaborar para que vivir con celiaquía sea cada vez más fácil, ya que el gluten no es una proteína indispensable para el ser humano y puede ser sustituido sin ningún problema por otras proteínas animales o vegetales.

Para comprender mejor cómo es vivir con celiaquía, te dejamos este video, producido por el Canal Encuentro que aborda la temática


Si te interesa saber más podés consultar las siguientes fuentes:
http://www.celiaco.org.ar/celiaquia
https://web.facebook.com/celiacosargentina/
https://web.facebook.com/asociacionceliacos.paranaentrerios/?fref=ts
http://www.msal.gob.ar/celiacos/

Contenido adicional:

Valorar recurso:
Resultado:
(1 votos)

Comentarios: (1)

25.10.2016
Nicol?s :
?Muy buen art?culo! Es una cuesti?n que cada vez vamos a ir viendo m?s frecuentemente, y es muy importante la difusi?n para la prevenci?n de contaminar sus alimentos. Muchas gracias.

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad