Se entregaron en 2010 más de 9 mil becas de posgrado

Durante el 2010, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina asignó un total de 9.785 becas de formación doctoral y posdoctoral, lo que marca un aumento de 350% en comparación con la cantidad de las otorgadas hace siete

Estas prebendas, son concedidas a través del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.
Así es que en 2003, el Conicet otorgó 2.378 becas, cifra que en 2010 aumentó a 8.122. En la Agencia hubo un crecimiento similar en el porcentaje (1.663 en 2010, y 475 en 2003). Asimismo, se registró un aumento en los estipendios otorgados a los becarios: en la actualidad, tienen un mínimo de $3.786 (US$960) y un máximo de $ 6.603 (US$1.670) mensuales. El monto varía según qué organismo otorga la prebenda, el grado de formación y la ubicación geográfica del universitario.

Entre las principales causas de este aumento, Alejandro Ceccatto, secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, señaló que la pirámide etaria de la carrera de investigador de Conicet estaba distorsionada, principalmente debido a la escasa incorporación de investigadores en los años previos a 2003.

“Dado que dicha carrera se nutre de jóvenes científicos apenas completan su programa de doctorado, era necesario incrementar substancialmente el número de becas destinadas a la formación doctoral para revertir la distorsión señalada”, agregó.

Ceccatto marcó que el mundo marcha hacia una “sociedad del conocimiento” en la que resulta imprescindible incorporar tecnología al sistema productivo. “Esto requiere continuar incentivando la formación de recursos humanos del más alto nivel a través del aumento de becas”, dijo.

Por su parte, Carlos Abeledo, director de la Maestría en Política y Gestión de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), opinó que este incremento “contribuye a fortalecer la comunidad científica argentina”. Abeledo destacó que tras la crisis económica y social de 2001 se inició un período de estabilidad y de recuperación económica que ha repercutido en el sistema científico y que se observa en el informe Indicadores de Ciencia y Tecnología Argentina 2008. Para director, el impacto de los programas de becas se podrá apreciar en los próximos años.

Publicado el:

martes 12 de octubre de 2010

Fuente:

  • Prensa Conicet

Autor:

  • Miguel Noguera