Más de 1.000 docentes participaron del panel Análisis y Perspectivas de la Educación Secundaria

La escuela Normal de Paraná fue sede este martes del panel Análisis y Perspectivas de la Educación Secundaria, a cargo de la viceministra de Educación de la Nación, María Inés Abrile de Vollmer; la presidente del Consejo General de Educación (CGE), G

En la oportunidad, dijo Vollmer: “Son dos o tres la tareas importantes que hay que hacer. En primer lugar, con la nueva ley de educación la escuela secundaria comienza a ser obligatoria, por lo tanto es una preocupación importante que los chicos que están afuera del sistema por distintas razones puedan volver a la escuela”.
“El segundo desafío es que vuelvan a una escuela que tiene un programa para ellos, porque quizás hay chicos que estuvieron en la escuelas y no les gusto y se fueron. Con el objetivo de retenerlos, hay que presentarles un formato de enseñanza y aprendizaje, que no solo los contenga, apoye y les brinde todas las instancias de tutorías y clases de apoyo”.
Precisó que, en tercer lugar, el desafío “es que los chicos aprendan. Un alumno que tiene un docente formado, biblioteca en el aula y que está a punto de recibir el programa de netbook, va tener condiciones que van mejorar la calidad de educación. Le permitirá salir de una rutina que a los adolescentes no les gusta mucho y ponerse en onda con formatos de enseñanza, con actividades más libres que vayan teniéndole al alumno la consideración del tiempo real del aprendizaje. Porque no todo los alumnos estudian todo en nueve meses”.
Vollmer habló sobre los formatos de enseñanza, el tiempo real de aprendizaje y los programas nacionales y planes de mejoras. Destacó la importancia de mejorar las políticas de enseñanza para que “el alumno reciba una mejor oferta, lo motive y en ese proceso se produzca un buen resultado de aprendizaje”.

Más herramientas
La presidenta del CGE, explicó que “han habido distintas estrategias para incluir a los alumnos en la escuela secundaria: las becas tanto nacionales como de Inaubepro han permitido que los alumnos permanezcan en la escuela; el transporte, que si bien ha habido algunos problemas, se financia 1.200.000 pesos por mes para trasladar a los alumnos, sobre todo en zonas rurales donde tienen que movilizarse por ocho o nueve kilómetros todos los días”.
También se están brindando planes de mejoras, que financia el Ministerio de Educación de la Nación para que los docentes planifiquen actividades culturales, deportivas, recreativas o educativas para poder retener a los alumnos. “Las netbooks han permitido que los alumnos permanezcan porque hay un nuevo sistema de aprender y enseñar con las 10.000 computadoras que se han entregado y, por supuesto, el nuevo diseño curricular que permite que no sea solamente el alumno frente al profesor, sino que también son horas extracurriculares, que nosotros denominamos formación complementaria para que el alumno recupere sus saberes y pueda alcanzar las metas pedagógicas”, resaltó.
Bar aseguró que “esta es una instancia más, se han capacitado y se ha participado a aproximadamente a 18.000 docentes, hasta el año pasado, en las materias disciplinares en el contenido de cada una de estas disciplinas y el motivo de gestión, para saber como se conduce una escuela”.

La importancia de la resignificación
La coordinadora Pedagógica de la Comisión para la transformación de la Escuela Secundaria, Marcela Mageón explicó que “el proyecto de la resignificación da inicio en el 2007 con la gestión educativa a cargo de Graciela Bar y a partir de esto hubo todo un desarrollo que implicó acompañar este proyecto en términos curriculares”.
Indicó que es necesario el cambio y la resignificación porque la provincia tenía 194 planes de estudio, “eso era un detonante para poder pensar e iniciar este proceso de análisis que implicó que a los adolescentes y jóvenes entrerrianos se les garantizara la posibilidad de ingreso, permanencia, movilidad y egreso en los términos que esta provincia había determinado que fueran, y estos eran seis años”.
Para concluir explicó que “estos planes de estudio tenían que dar con una consolidación histórica pero también con un proceso hacia el interior de las instituciones; por eso era importante destacar que había programas de estudios de 1956, 1964, los del polimodal que tenían que ver con el EGB3 y los cambios que las instituciones pudieron hacer al interior de sus escuelas”.

Publicado el:

miércoles 27 de abril de 2011

Autor:

  • Nicolás Rochi