La escuela secundaria tiene un nuevo marco normativo de ingreso y permanencia de los estudiantes

En el marco del proceso de la resignificación de la escuela secundaria que se está llevando adelante en Entre Ríos, el Consejo General de Educación (CGE) aprobó, a través de la resolución Nº 1770, el marco normativo sobre ingreso y permanencia, y asi

La norma deroga además la resolución Nº 4.532 CGE del 20 de diciembre de 2006 y solicita al Poder Ejecutivo provincial hacer lo propio con el decreto Nº 1.091 del Ministerio de Gobierno, Justicia y Educación del 16 de abril de 2001, en función de los fundamentos expuestos en los considerando.

La resolución
La resolución detalla que la inscripción es uno de los procedimientos mediante la cual las instituciones educativas de nivel secundario garantizan el derecho al ingreso y la permanencia de todos los estudiantes en el marco de la Constitución de la provincia y Ley de Educación Provincial Nº 9.890, artículo 16º.

Las Direcciones Departamentales de Escuelas, a través de los supervisores del nivel, deberán difundir las propuestas educativas y las vacantes existentes en las escuelas secundarias en el departamento, a efectos de matricular a los estudiantes egresados del nivel primario y aquellos que no se hayan inscripto en el nivel secundario.

Las vacantes disponibles en cada escuela estarán sujetas a la capacidad edilicia de la misma. Los postulantes que no ingresaron en la escuela en la que solicitaron su inscripción deben ser relocalizados en otras instituciones, garantizando su escolarización. La reorganización de los inscriptos sin vacantes se realizará en las supervisiones de nivel con intervención del director/a departamental de Escuelas, procurando no afectar la situación familiar de los estudiantes.

Para la inscripción en cualquier año de la educación secundaria, el personal encargado de la escuela registrará con relación al estudiante: apellido y nombre/s, número de Documento Nacional de Identidad y escuela de origen, generando a su vez un legajo en el que archivará fotocopia del Documento Nacional de Identidad, partida de nacimiento, certificado de salud y salud buco-dental y original de la documentación que acredite el nivel primario y/o certificado analítico incompleto autenticado.

En caso de carencia del Documento Nacional de Identidad, el estudiante deberá ser igualmente inscripto, siendo las autoridades de la institución quienes propicien la gestión del documento correspondiente.

La dirección del establecimiento entregará al adulto responsable y/o al estudiante mayor de edad la constancia de inscripción.

Al ingresar el estudiante, el adulto responsable o estudiante mayor de edad deberá notificar la inscripción y retirar constancia de matriculación en el período establecido por calendario escolar, informándose y firmando en conformidad el Acuerdo Escolar de Convivencia vigente.

Asignación de las vacantes

Las vacantes se dispondrán por turno de la siguiente manera:

a) Estudiantes promovidos de la misma escuela.

b) Estudiantes no promovidos de la misma escuela.

c) Hermanos de estudiantes que cursan en el establecimiento.

d) Hijos del personal del establecimiento.

e) Estudiantes en condiciones de ser inscriptos que egresen de establecimientos que posean vinculación institucional y/o – edilicia con la escuela.

f) Los estudiantes egresados de otra escuela dispondrán de vacantes remanentes en la institución.

A partir del ítem c), en cada uno de ellos y cuando los aspirantes superen las vacantes remanente de la institución, se procederá mediante la realización de un sorteo público organizado por la institución educativa con notificación por escrito a los interesados para la realización del mismo. Para el caso del Ciclo Orientado se respetará la orientación correspondiente.

Finalizada la organización institucional de inscriptos se publicarán las nóminas de los estudiantes que integran cada curso/sección en cada servicio educativo.

La reorganización de los inscriptos sin vacantes se realizará en las Supervisiones de Nivel con intervención de los/as directores/as departamentales de Escuelas, procurando no afectar la situación familiar de los estudiantes.

Asistencia y puntualidad

En el marco de la Ley de Educación Provincial Nº 9.890, artículo 133º, los alumnos tienen los siguientes derechos: inciso b) recibir educación gratuita en todos los niveles de la educación de gestión estatal y asistir a la escuela hasta completar la educación obligatoria; la asistencia y puntualidad forma parte del conjunto no solamente de derechos, sino también de deberes que caracterizan el modo de ser estudiante en la escuela secundaria, así como de las relaciones y compromisos que se establecen entre la escuela y las familias.

En este sentido, es necesario definir una serie de criterios que refieren a: los adultos que son responsables de los estudiantes frente a la escuela, la responsabilidad de los estudiantes que hubieren alcanzado la edad de 18 años, las notificaciones, los modos de computar las inasistencias y las justificaciones, entre otras situaciones de similar significatividad; así como las acciones que se deben llevar adelante en las instituciones para la gestión y registro de lo pautado.

Responsables

A los efectos de los temas tratados en este anexo, se considerarán responsables de los estudiantes que concurren a educación secundaria a los adultos con firma registrada en la escuela.

En caso de que el estudiante hubiera alcanzado la edad de 18 años o más, el mismo asumirá las responsabilidades que correspondan a las cuestiones tratadas en esta normativa.

Notificaciones

La rectoría del establecimiento deberá enviar la notificación sobre toda novedad o decisión pertinente a los responsables, mediante cuaderno de comunicaciones o documento similar que garantice la correcta recepción de la información.

En los casos de notificación que requiera la presencia de los responsables del estudiante, deberá labrarse un acta de lo tratado o en su defecto, de la incomparecencia. Toda documentación que fuese entregada por los responsables deberá obrar en el legajo del estudiante.

Pasadas las 48 horas, las inasistencias que se produzcan serán comunicadas al responsable adulto por cualquier medio de notificación fehaciente.

Inasistencias

Los estudiantes matriculados en educación secundaria deberán asistir durante el año lectivo a la jornada diaria de uno o más turnos de acuerdo con las exigencias de la Estructura del Diseño Curricular correspondiente.

La asistencia a la escuela secundaria se computará de dos maneras: institucionalmente y por espacio curricular. Dicha tarea estará a cargo del preceptor de cada curso.

La asistencia institucional se encuentra regulada por turno completo para todos los años de la educación secundaria, autorizándose hasta un total de 20 (veinte) inasistencias institucionales anuales.

Las inasistencias institucionales de los estudiantes se computarán por día escolar completo de la siguiente forma:

a. Cuando la concurrencia obligue a un solo turno: una (1) inasistencia.

b. Cuando la concurrencia obligue a un turno y a actividades en contraturno (Educación Física, Formación Complementaria), independientemente de la extensión del turno: media (1/2) inasistencia por turno.

c. Cuando la concurrencia obligue a doble turno, independientemente de la extensión de cada turno, media (1/2) inasistencia por turno.

d. Cuando el estudiante ingrese al turno con un retraso mayor de quince (15) minutos, se computará un cuarto (1/4) de inasistencia; si el retraso es de entre quince (15) minutos y una (01) hora se computara media (½) inasistencia y si es mayor a una (01) hora se computara tres cuarta (¾) de inasistencia.

e. Cuando el estudiante deba retirarse del establecimiento antes del horario establecido, concurrirá el adulto responsable, y se dejará constancia escrita de tal situación, con firma del personal interviniente computando media (1/2) inasistencia justificada.

f. Cuando el estudiante alcanzare diez (10) inasistencias, justificadas o no, se deberá enviar notificación fehaciente a los responsables mediante cuaderno de comunicaciones o documento similar, solicitando su compromiso para garantizar la asistencia del estudiante a clase.

Si el adulto responsable notificado no hubiera acusado recibo de la misma, transcurridos cinco (05) días, se lo citará en el establecimiento educativo.

Cuando el estudiante incurriere en 10 inasistencias o más, se citará al responsable a fin de notificarlo de la situación. El adulto responsable podrá solicitar, ante situaciones excepcionales y debidamente justificadas, una extensión al total de inasistencias institucionales pautadas en ocho (08) adicionales.

Para el caso de incomparecencia del adulto responsable se labrará el acta correspondiente. En caso que las inasistencias sean consecutivas (cinco o más), el equipo directivo arbitrará las acciones que considere necesarias para establecer las razones de dichas inasistencias y procurará el reingreso del estudiante a la escuela. De las acciones implementadas dejará constancia en acta archivada en el legajo del estudiante y cursará notificación al adulto responsable.

El estudiante que hubiere excedido el límite de inasistencias institucionales establecidas deberá seguir concurriendo a clases manteniendo las mismas obligaciones escolares. El equipo directivo deberá intervenir y arbitrar con el equipo docente y los recursos humanos que la institución disponga, estrategias de enseñanza y de detección de factores de vulnerabilidad escolar a fin de propiciar la permanencia de los estudiantes en la escuela.

Publicado el:

viernes 3 de junio de 2011

Fuente:

  • Prensa CGE

Autor:

  • Miguel Noguera