Estudiantes secundarios desarrollaron un sistema digital de historias clínicas

Son alumnos del la Escuela Técnica Nº 37, obtuvieron el primer puesto en la Feria Metropolitana de Ciencia y Tecnología y el quinto en el certamen nacional. Este software permite unir toda la información del paciente en un solo lugar, y realizar cons

Lautaro López Córsico, Sebastián Plá y Federico Villedary terminaron este mes de cursar el sexto año en la Escuela Técnica Nº 37 Hogar Naval Stella Maris del barrio de Floresta. Pero eso no fue su único logro durante 2010: estos tres jóvenes obtuvieron el primer premio en la Feria Metropolitana de Ciencia y Tecnología que organiza el Ministerio de Educación de la Nación, y el quinto en el certamen nacional, con su proyecto Sistema Único de Historias Clínicas (SUHC).

Los tres jóvenes explicaron que la idea surgió tras ver algunas situaciones de la vida cotidiana, lo que los motivó a plantear respuestas. Primero empezaron con el objetivo de armar un lector de huellas digitales, para poder reconocer indocumentados en poco tiempo, pero finalmente y luego de recorrer el Hospital Ramos Mejía, se decidieron por el SUHC.

Durante el proceso de programación, los alumnos recibieron el apoyo de la escuela que aportó algunos equipos, del Polo IT Buenos Aires que los ayudó a conectarse con empresas de tecnología de la ciudad, y MasterSoft, firma especializada en el desarrollo de soluciones para el sector salud, que patrocinó la propuesta. “Todo el tiempo aplicamos lo que aprendimos en en el aula. Implementamos una arquitectura, orientada a servicios, que no la vimos en el colegio, Mastersoft nos dijo que era más complicado pero más útil y flexible, y permite que el sistema sea multiplataforma”, afirmó Villedary.

Por su parte, López Córsico comentó que crearon un sistema digital de historias clínicas que también tiene lector de huellas digitales, para manejar mejor toda la información de los pacientes en los hospitales públicos. “La idea de este software es que pueda ser aplicado en todos los establecimientos del país, que a su vez estén interconectados, y generen un solo documento de cada paciente, evitando los duplicados y la pérdida de datos”, explicó.

Los alumnos desarrollaron los cuatro compartimentos y toda la estructura de implementación del programa. “Entre los módulos se encuentran el administrador del sistema, que se encarga de gestionar la red y habilita las computadoras. Otro es el administrativo, que contiene toda la parte burocrática del hospital. Además también creamos un segmento de historias clínicas, que es el que maneja el médico, y una unidad móvil, que es una página web adaptada para celulares, pensado para situaciones de emergencia”, señaló Villedary.

Además, los jóvenes la agregaron un vademécum, compuesto por una lista de medicamentos comerciales actuales, que le permite al paciente tener un estimativo sobre los precios. “Tenemos una base de datos de 40 mil remedios”, afirmaron los alumnos. Por otro lado, sostuvieron que el sistema está pensado para que lo pueda usar cualquier persona. “Al módulo móvil se puede acceder desde cualquier dispositivo, por ejemplo desde una ambulancia para obtener datos como factor y grupo sanguíneo de un paciente”, agregó Villedary.

Todo legal

Cuando empezaron con el proyecto, los estudiantes encontraron que las leyes los amparaban, ya que existen normas sobre la firma digital y la historia clínica informatizada, que hacen mucho hincapié en la seguridad. “Nadie puede ingresar al sistema si no está en la base de datos. Se hace un control virtual, usando el usuario de Windows al que está asociado, se le da un permiso y así se mantiene el control en el acceso al software. Además, todas las consultas o modificaciones se guardan con fecha y hora para eventuales casos legales, que era algo que establecía la ley”, contó López Córsico.

Donde se guardan los datos. Respecto del almacenamiento, el desarrollador explicó que dentro de la infraestructura hay un servidor central, otros provinciales y uno en cada hospital. “Para ir armando de a poco la base de datos. El objetivo es replicar la información para que no se pierda, y en caso de que algún equipo falle entre los además pueden reconstruir la historia clínica”, sostuvo.

La implementación

Si bien ya existen sistemas similares, cuenta Villedary, las empresas lo hacen con fines de lucro. “Nosotros no, queremos que esté en todos los hospitales públicos”. Y agrega que es una inversión grande, porque implementar la infraestructura tiene un costo, pero se amortiza rápido. En este sentido, la idea será presentada como proyecto de ley en la legislatura porteña en marzo, cuando empiezan las sesiones.

La creación del SUHC empezó en abril, y luego de tres meses de análisis, en julio programaron el sistema y consiguieron una versión Alfa, para mostrar a los profesionales. “En octubre teníamos la edición para presentar en la feria. Ahora seguimos desarrollando, agregando las especializaciones que para enero esperamos tenerlo listo”, señaló López Córsico.

Los estudiantes explicaron que lo más importante del sistema es que une todos los datos del paciente, “en los hospitales cada especialidad abre una historia clínica de cada persona, es muy problemático encontrar la información, y el estado paga juicios de mala praxis porque no tiene pruebas. Al estar todo informatizado, está todo junto, cada nuevo informe se suma al anterior”, concluyó el jóven.

Publicado el:

miércoles 22 de diciembre de 2010

Fuente:

  • Canal Ar

Autor:

  • Miguel Noguera