Desarrollan en Buenos Aires estrategias para articular escuela y universidad

Para articular el paso de los estudiantes desde la escuela hasta la facultad, la cartera de Educación bonaerense y las universidades públicas con sede en la provincia, comenzaron a realizar un relevamiento de los criterios de ingreso que utilizan las

El objetivo es “elaborar un documento consensuado con las universidades que puede ser un salto cualitativo para la educación”, dijo el director de Educación bonaerense, Mario Oporto. Los profesores de los últimos años de la escuela secundaria podrán utilizar el material como guía para orientar a los alumnos.

“Un trabajo combinado con las universidades como el que se está realizando va a mejorar mucho la escuela secundaria y va a mejorar el nivel de los estudiantes en sus primeros años en la vida universitaria”, aseguró Oporto.

La problemática transición entre el nivel medio y el universitario es uno de los filtros donde se queda gran cantidad de alumnos que terminan abandonando los estudios superiores. El porcentaje de deserción en las universidades argentinas llega casi al 60% y la articulación entre el secundario y la facultad es, desde hace años, uno de los focos a donde apuntan diversos programas educativos.

Asimismo, la primera reunión fue entre Educación bonaerense y las universidades del conurbano, en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). El último encuentro se realizó el viernes pasado, en la UTN de Mar del Plata, con las casas de estudios del interior de la provincia.

Para Ana María Jaramillo, rectora de la Universidad Nacional de Lanús, las estrategias para retención de alumnos ingresantes ya se vienen elaborando “junto a la red de universidades del conurbano. Intentamos que el ingreso sea similar y, fundamentalmente, impulsamos el apoyo del último año escolar de los alumnos”, destacó. Jaramillo señaló que, en particular, la UNLa desarrolla planes de retención para los estudiantes secundarios: “Por ejemplo, pusimos cinco aulas especiales con 150 computadoras para capacitar a mil docentes”.

Tras los primeros encuentros, los funcionarios de Educación están abocados a producir un borrador con las exigencias planteadas por las universidades. Luego continuará el debate y “se elaborará un documento consensuado entre las universidades y el área educativa, que va a ser orientador”, explicó el ministro Oporto.

“La escuela secundaria y la universidad son dos mundos diferentes que no se comprenden lo suficiente. Queremos acercar los contenidos para que pueda mejorar esta relación”, sentenció el subsecretario de Educación bonaerense, Daniel Belinche.

Publicado el:

martes 15 de junio de 2010

Fuente:

  • Página12.com

Autor:

  • Miguel Noguera