Controlarán la salud bucal, auditiva y oftalmológica de 70.000 escolares en Entre Ríos

Cerca de 70.000 chicos de más de 1.500 escuelas de la provincia recibirán controles oftalmológicos, odontológicos y de talla. Una vez hecho el diagnóstico, se los podrá derivar, según la patología, a los centros de salud u hospitales más cercano. La

Es un trabajo conjunto de la provincia y la a Nación que se realiza en todas las escuelas públicas y privadas y de educación especial. En mayo se lanzará la edición 2011 del Programa de Sanidad Escolar en la provincia.

Es un trabajo que realiza la provincia junto a Nación. En la segunda mitad del año pasado, y en el marco de una visita que realizó el ministro de Salud de la Nación , Juan Luis Manzur, se anunció que se harían controles oftalmológicos en escuelas de educación primaria en el marco de un programa más amplia que contempla también lo odontológico y de talla.

Es el Programa de Sanidad Escolar (Prosane) que en la provincia está bajo la coordinación de la doctora Gloria Benvessuto. Sin embargo, y dado que los controles deben alcanzar a cerca de 70.000 chicos de primer y sexto grado (los que ingresan y egresan a este nivel escolar), el Prosane acordó con la Clínica de Sanidad Escolar para no superponer esfuerzos y para que los controles lleguen a todos los alumnos.

“El Prosane completa el esfuerzo que el gobierno provincial realiza para reforzar la atención primaria que es uno de los primeros objetivos que tiene el gobernador Sergio Urribarri en materia de prevención. Es decir, además de los controles que realiza la Clínica de Sanidad Escolar, con este programa se va a las escuelas a revisar la salud de los niños”, remarcó la coordinadora del programa.

Bajo la órbita de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud está la Dirección de Ciencia y Técnica que está a cargo de Gloria Benvessuto, quien también coordina el Prosane. A este programa está afectado un grupo de profesionales que visitarán durante el año las escuelas públicas y privadas, además de las de educación especial, para controlar chicos de primero y sexto grado porque son los que ingresan y egresan de la escuela primaria.

La revisación incluye talla, peso y estatura y; estudios de agudeza visual para determinar si hay problemas oftalmológico; audiológicos para detectar inconvenientes hipoacústicos y odontológicos para conocer la salud bucal de los niños, además de si se cumple o no el esquema de vacunación. Puntualmente a lo que concierne a vacunación, el gobierno provincial dispuso un equipo de profesionales afectado a Epidemiología para que aplique las vacunas en los casos que se requiera. En tanto, los controles odontológicos incluyen revisación, charlas de prevención y la entrega de un kit de higiene dental.

En 2010 se realizó una prueba piloto que cubrió a casi 5.000 chicos de Paraná, Concordia y Diamante. Este año se prevé hacer lo propio en toda la provincia, con lo cual serán cera de 70.000 alumnos de más de 1.300 escuelas los que se controlarán. Para ello, desde el Ministerio de Salud se determinó que cerca de 40.000 chicos serán atendidos por el Prosane, y los 30.000 restantes al control lo asumirá la clínica escolar. Sin embargo, Benvessuto advirtió que en el futuro la cobertura se ampliará dado el incremento que conllevó la Asignación Universal por Hijo en la matrícula escolar.

En Concordia la implementación del programa ya comenzó este año, y esta semana se hará en Paraná y Diamante. Ya se mantuvieron reuniones con el municipio de Gualeguaychú, y en breve se hará con el resto de los departamentos.

Consultada sobre le diagnóstico que se desprendió de los controles del año pasado, Benvessuto dijo que “hay que enfatizar los controles oftalmológicos porque se detectaron problemas en entre el 30 y 40 por ciento de los chicos revisados, pero también los odontológicos porque llega al 20 por ciento los que tienen algún problema de este tipo. También se advirtieron problemas de columna que en un primer diagnóstico atribuyeron a la sobrecarga de las mochilas que llevan los chicos.

Hecho este mapeo, la profesional adelantó que se reforzará ampliamente la atención primaria y la prevención, además del seguimiento que hacen los centros de salud. Todas estas medidas tienen como meta final bajar los índices de mortalidad infantil. A esto también responde el pedido del gobernador Sergio Urribarri que el Prosane esté presente en todos los eventos públicos

En ese marco, “Entre Ríos está muy bien posicionado entre las provincias que implementaron el Prosane por disponer datos completos, y sanitariamente la provincia está cubierta por muchos programas que le permite estar bien en esta materia”.

Modalidad

La coordinadora del Prosane en Entre Ríos explicó que para cada una de las intervenciones se solicita autorización de los padres para que sus hijos sean revisados, quienes a su vez deberán acompañarlos al momento de hacerlo. De no poder, la docente a cargo del grado lo hará.

Una vez hecho los controles, se completa una planilla, se informa a los padres y se deriva según la patología a un centro de salud, hospital o privado.

A raíz de la prueba piloto que realizó el año pasado en Paraná, Concordia y Diamante, desde la coordinación de Entre Ríos se gestionó partidas para la adquisición de anteojos ante los problemas oftalmológicos que se advirtieron más que todo en los chicos del primer grado. Por lo cual, además del diagnóstico, Prosane otorga los anteojos en aquellos casos que amerite.

Al programa están afectados el grupo de profesionales que visita las escuelas, un administrativo que controla los datos y completa las fichas, un odontólogo, un médico y una enfermera o agente sanitario que ayudará a éste.

Publicado el:

miércoles 13 de abril de 2011

Fuente:

  • Prensa CGE

Autor:

  • Miguel Noguera