Bar tiene “expectativas” de que los docentes no recurran al paro y vuelvan a clases tras el receso

La presidenta del Consejo General de Educación (CGE), Graciela Bar, manifestó que tiene “la expectativa” de que las clases reinicien el 26 de julio, tal como está previsto en el cronograma del ciclo lectivo.

A pesar de las advertencias de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER), que decidió ir al paro de no conseguir respuestas en materia salarial, la funcionaria confió en que el compromiso asumido en los últimos días por el gobernador Sergio Urribarri puede subsanar la situación. “Para julio se comprometió el segundo aumento previsto para el corriente año, y hay expectativas de que se arribe a la comprensión de que, dentro de lo que queda del segundo semestre, puede haber una mejora salarial en los tiempos en que la provincia pueda presupuestariamente”, apuntó. Asimismo, Bar respondió a cuestionamientos de dirigentes gremiales y docentes de Gualeguaychú en cuanto a infraestructura, políticas educativas y la polémica creación de centros de actividades juveniles. “Pienso que una vez que terminen las negociaciones de mediación, a las que está abocado el ministro de Economía (Diego Valiero), se va a dar la próxima reunión de salarios”, dijo la titular del CGE tras manifestar su confianza en que los docentes retomen las clases una vez finalizadas las vacaciones de invierno. “Ya hubo un compromiso del gobernador, que indudablemente se plasmará en alguna reunión en la próxima semana o diez días”, insistió.

En ese marco, Bar consideró necesario remarcar que no se está en contra del docente. “Valoramos mucho su trabajo, reivindicamos a aquellos que tienen proyectos innovadores. Para nada estamos en su contra”, aseveró la funcionaria para quien “esta gestión de gobierno ha hecho mucho más que otras”, a propósito de lo cual graficó: “En épocas del radicalismo, los docentes cobraban federales y las escuelas estaban destruidas, peor que ahora. En la dictadura no se podía hablar, hacer nada, pero teníamos hermosos edificios”.

La funcionaria se refirió en ese marco a las críticas a la situación edilicia de los establecimientos, las denuncias de agua contaminada y la falta de transporte escolar. “Cerremos las escuelas, entonces”, se ofuscó, pero inmediatamente reconoció que las problemáticas y marcó que “hay que ir resolviéndolas una a una”. Y precisó: “Si las escuelas no tienen transporte, tienen que solicitarlo, fundamentar el pedido, buscar las empresas para presentar a licitación y el CGE luego financia el transporte de los alumnos. A veces no hay empresas de transporte que reúnan los requisitos que exige la Comisión Nacional de Regulación de Transporte. Ahora está prevista la licitación de dos lanchas chicas para acortar el trayecto de búsqueda de alumnos en la zona de Islas. En cuanto al agua, cuando no es potable, se ha previsto la compra de bidones por parte de las direcciones departamentales”.

Bar también asumió la polémica generada en torno al anuncio de creación de centros de actividades juveniles y contratación de docentes e idóneos bajo el régimen de monotributistas para cumplir funciones en los mismos. En diálogo con el programa Fuera de Juego (Canal 2 – Gualeguaychú), dijo que centros de educación no formal como estos existen en la provincia desde hace cinco años y AGMER “debe haber tenido conocimiento de ello”. “La vocal representante de los docentes estaba totalmente de acuerdo con las actividades que desarrollaban los centros juveniles de Paraná y que permitían que en vez de en la calle, los chicos estuvieran contenidos en las escuelas o centros comunitarios”, aseguró y acotó desconocer “la intencionalidad con la que ahora salen a luz estos nuevos 20 contratos”.

Bar responde

Oscar Ávila, secretario general de AGMER Gualeguaychú: “En el marco de este gobierno progresista que representa Urribarri, según aparenta, ¿porqué se siguen aplicando en Educación políticas neoliberales con acuerdos en el marco del Banco Mundial, sobre todo en lo que hace a normas concursales, como el caso último de contratos para Centros Juveniles que se están por inaugurar?”

Generó una polémica no esperada porque este tipo de contratación por monotributo no es nuevo. Son financiamiento de programas que vienen del Ministerio de Educación de la Nación, no del Banco Mundial, y que apuntan a incluir y retener a los alumnos en las escuelas, con actividades que tienen que ver con recuperación de saberes o deportivas, culturales, recreativas. Hace más de cinco años que existen los centros de actividades juveniles, hay en todos los departamentos, y funcionan a través de la presentación de proyectos. A su vez, la educación no formal está prevista en la Ley de Educación provincial que se sancionó en diciembre de 2008, porque esto no es dar clases y reemplazar al maestro; son actividades complementarias fuera del horario escolar.
Los proyectos no necesariamente tienen que ser presentados por docentes, pueden ser talleristas, gente de la cultura, el teatro, la música, el deporte.

Eugenio Jacquemain, integrante de la Comisión de Salarios de AGMER: “¿El llamado que ha hecho el gobernador a un próximo encuentro, va a ser para un ofrecimiento en serio, acorde a los índices inflacionarios concretos, al superávit que la provincia tiene y a la refinanciación de la deuda nacional? Y en cuanto a infraestructura, ¿la comisión que ya está trabajando, va a hacer una inversión real en las distintas escuelas?

La Comisión de Salarios será convocada en los próximos días, y las posibilidades reales las define el equipo de Economía que analiza la proyección de recaudación o de coparticipación de aquí a fin de año. Es decir, es preferible dar lo que efectivamente puede el Estado, y no prometer y después no poder pagarlo.
Respecto a la mesa de infraestructura, tengo entendido que el secretario hace la continuidad de lo programado por los zonales de Arquitectura con AGMER, que se vienen reuniendo desde el año pasado. Indudablemente hay falencias, demoras, pero también tenemos que reconocer que han sido muchísimas las ampliaciones debido a la mayor cantidad de alumnos, sobre todo en las escuelas secundarias donde hay 12.000 alumnos más.

María José Martorel, docente: ¿Cómo se va a garantizar la transparencia de los nombramientos sin actos concursales; con la contratación de monotributistas, no se está atentando contra la normativa salarial; esperan con clases de apoyo solucionar los problemas educativos; porqué se admiten para este caso personas que no son docentes?

Indudablemente, la educación no formal no pretende reemplazar al sistema formal. Está en la Ley de Educación tanto nacional como provincial, y consiste en actividades complementarias, fuera del horario escolar, que apuntan a mejorar los aprendizajes. Esto se vuelca en proyectos, que la Coordinación de Inclusión Educativa considera, y luego se adjudica a los mejores. En la educación no está prohibido hacer algo que sea de complemento, de apoyo, para que el alumno siga en la escuela y aprenda más y mejor.
En cuanto a porqué pueden presentarse no docentes, por ejemplo para enseñar Murga, ¿dónde hay profesores de Murga? Para hacer artesanías, que puede ser una herramienta valiosísima para que el alumno desarrolle habilidades, no hay profesores tampoco. No hay profesores de Música en la provincia, son estudiantes de los conservatorios que no tienen el título de docentes. Entonces se permite la participación de talleristas idóneos, si se presentan docentes, entrarán docentes.

Eugenia Correa, docente: ¿Se ha hecho un diagnóstico sobre lo que está sucediendo en las escuelas públicas muestrales, porque para nosotros todas las promesas han sido incumplidas?

La escuela secundaria es el gran cambio del sistema educativo. Tiene un ciclo básico común que se cambió en 2009, y un ciclo superior, que es el ciclo orientado, que tiene tres años y en el que cada escuela busca su orientación. Durante todo el año 2009 asesoramos en qué consistía el cambio, y las 62 escuelas muestrales eligieron pasarse por propia voluntad, no fue una imposición del CGE. Indudablemente puede haber algunos desajustes a la hora de reubicar a los docentes, pero la Comisión de la Dirección de Educación Secundaria, recorre las 62 escuelas permanentemente. Se hacen jornadas y tenemos un diagnóstico de cada una de las escuelas a través de este equipo técnico.

Publicado el:

viernes 16 de julio de 2010

Fuente:

  • Analisisdigital.com

Autor:

  • Miguel Noguera