APEIPER junto a las jardineras en su día

En esta fecha tan especial, la asociación de maestras jardineras quiso estar presente con un cálido saludo a todas las docentes del nivel inicial.

La recordación del Día Nacional de los Jardines de Infantes en el marco de la celebración del Bicentenario de nuestra Patria, se constituye en un momento histórico que nos invita a pensar acerca de la situación actual de la Educación Inicial, de los valores que heredamos de los Precursores de los Jardines de Infantes, especialmente de nuestra querida Rosario Vera Peñaloza y de la cultura institucional fundante de las instituciones de este nivel educativo legada a todo los habitantes del pueblo argentino que tenemos la responsabilidad de su preservación.

Es esta una ocasión propicia, para que todos los docentes de los jardines maternales y de infantes unamos nuestros pensamientos y sentimientos en una reflexión comunitaria acerca de la construcción diaria de este Nivel Inicial, del compromiso docente hacia las intervenciones pedagógicas que realizamos en la interacción con los niños y niñas, de esta libertad que gozamos fruto del altruismo de muchos educadores que nos precedieron y, desde la convicción que, por empatía sabemos: “los sueños que sueñas, Rosarito Vera, tu vocación” (1)

En este sentido, desde la perspectiva que nos regala el genio y la figura de esta gran mujer argentina, podemos hacer un ejercicio de memoria histórica, lo que nos permite pensar en el hoy y en el ahora de los Jardines de Infantes argentinos y entrerrianos y, desde esta perspectiva, volver a mirar el juego en las salas, intentar escuchar el verdadero sentido de las palabras de los pequeños y de las pequeñas, pensar en resignificar los rituales y las prácticas cotidianas, crear y recrear una Educación Inicial con un lugar para todos.

Juego, lenguaje, rituales, socialización que, en el cotidiano devenir, tiñen de color, encantamiento, ludicidad y luminosidad el ambiente de estas instituciones de nuestro suelo y, desde esta renovada y fortalecida forma de ver, poder soñar con un horizonte común, pletórico de esperanzas, basado en la fe y la confianza en las posibilidades y potencialidades que la Educación Inicial a través del accionar responsable y generoso de todas y cada una de las “Maestras Jardineras” brinda a las personas para la vida en sociedad y, así poder decirles, a cada una de éstas queridas colegas: “Tu oficio, que lindo oficio magia del pueblo en las aulas. Milagro de alfarería
sonrisa de la mañana” (1)

¡ Feliz día nacional de los jardines de infantes!

Comisión directiva
APEIPER

Publicado el:

viernes 28 de mayo de 2010

Fuente:

  • APEIPER

Autor:

  • Prof. Viviana Giagnoni