Hablar de ciencia en la escuela primaria

Hablar de ciencia en la escuela primaria

Del 11 al 22 de junio se celebra la “Semana de la Ciencia”, una oportunidad para reflexionar en torno a su abordaje en la escuela. En este sentido, presentamos un artículo elaborado por la Prof. María Teresa Battistutti, Técnica Docente de la Dirección de Educación Primaria del C.G.E.

Emprender recorridos entre saberes, contenidos y situaciones de enseñanza para mirar la naturaleza

La enseñanza de las Ciencias Naturales en nuestro país tiene una rica y dilatada trayectoria. Hace al menos tres décadas se instaló la preocupación sobre qué aprenden y qué deberían aprender los ciudadanos en esta área de conocimientos. Los debates que se suscitaron alrededor de este tema involucraron tanto a ámbitos estatales y privados de enseñanza como a los dedicados a la producción de conocimientos científicos y tecnológicos (universidades, centros de investigación, etc.).

La escuela primaria no fue ni es ajena a este movimiento y hace ya muchos años que, en lo fundamental, se superó el prejuicio de que en las edades tempranas no se podían abordar los contenidos del área. Los niños/as construyen desde la más temprana edad muchos saberes acerca de su propio cuerpo, de los seres vivos y de los objetos que utilizan, con los que juegan y forman parte de su entorno cotidiano como elementos importantes de su mundo social y afectivo. Con su familia y amigos, miran y conversan sobre la naturaleza, los animales, las plantas, el cielo, las estaciones del año, arman colecciones de piedras, caracoles, dibujan, son por naturaleza curiosos del mundo que los rodea, hacen muchas preguntas sobre lo que les interesa, los famosos “porqués”…Por esto, se puede iniciar el proceso de alfabetización científica desde los primeros años de edad.

En los años 80, encuadrada en una marcada preocupación por la democratización del país en general y de la educación en particular, se concibió a la enseñanza de las Ciencias Naturales como parte de este proceso democratizador: todos los ciudadanos tienen el derecho a aprender Ciencia y  Tecnología y es la escuela quien debe cumplir el rol central en la distribución social de esos conocimientos que forman parte indisoluble del acceso a la cultura, al trabajo y a los estudios superiores.

Desde el nuevo Diseño Curricular Provincial se concibe a la ciencia como actividad humana, que se construye colectivamente, sometida a debate, donde se puede dudar, avanzar y volver sobre los propios pasos. Consideramos la ciencia como producto cultural de una sociedad y que va cambiando en el marco de los cambios que experimentan las sociedades.

En el documento curricular se proponen lineamientos para un proceso de construcción cultural por parte de los maestros. Es un documento que se materializa, reinterpreta y resignifica en las prácticas con los niños/as en el aula; que propone ideas y argumentos que motiven a repensar diferentes alternativas para concretar la enseñanza de las ciencias en las escuelas de nuestra provincia, sin desatender las particularidades específicas: escuelas rurales, urbanas, de islas, escuelas de jornada simple, de jornada doble, de jornada completa o extendida, escuelas públicas de gestión privada. En definitiva, a todo tipo de escuelas en las que los conceptos de diversidad y de multiculturalidad alcanzan su máxima expresión.

Redescubrir la ciencia en los grandes inventos y en la vida cotidiana

Desde el año 2003 la Secretaría de Planeamiento y Políticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, organiza la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología que este año se llevará a cabo del 11 al 15 de junio apuntando a generar un espacio de difusión y apropiación social del conocimiento para que chicos y grandes redescubran la ciencia en los grandes inventos y en la vida cotidiana.
Los objetivos de esta semana son:

Promover la formación científica de los jóvenes para impulsar nuevas vocaciones en áreas consideradas estratégicas para el desarrollo del país.
Fomentar la vinculación entre las comunidades educativa y científica y tecnológica.
Difundir los resultados de la investigación por medio de conferencias y charlas con expertos.
Incentivar la participación de los ciudadanos en actividades científicas.

En nuestra provincia podremos participar de diversas actividades algunas de las cuales estarán organizadas por:
-Facultad de Ciencias Agropecuarias – UNER
-Facultad de Ciencias de la Educación – UNER
-Subsecretaría de Ciencia y Tecnología

Páginas web sobre aspectos curiosos y extraños de la Ciencia:
-Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
-Portal Educativo @prender
-Educ.ar: Aprender en casa
-Asociacion Entrerriana de Astronomia
-CIENCIAnet
-Revista Ecociencia & Naturaleza
-Educaciencias
-Experimentar
-Programa Provincial de Educación Ambiental

Para reflexionar…
“Podemos pensar en la ciencia como en una manera de mirar el mundo, una forma de dar explicaciones naturales a los fenómenos naturales, por el gusto de entender, de sacudir a la naturaleza a preguntazos y quedar pipones de asombro y de curiosidad. Y en esta definición no son necesarios los microscopios electrónicos o los aceleradores de partículas: está al alcance de todos los que se atrevan a preguntarse los porqués que fueron abandonando desde la infancia (porque romper el autito para ver qué tiene adentro es una actitud absolutamente científica). Finalmente, la ciencia es una actitud; gramáticamente sería más interesante considerarla un verbo y no un sustantivo: un hacer cosas, preguntas, experimentos.”

Diego Golombek

Publicado el:

martes 12 de junio de 2012

Autor:

  • Yanina Rivollier

Nivel:

  • Primario