Con los videojuegos también se aprende

Con los videojuegos también se aprende

¿Pueden los videojuegos educar? Al parecer, muchos videojuegos ofrecen un gran potencial pedagógico que los está posicionando en el seno de un debate educativo.

Hoy los videojuegos forman parte de la cultura de niños y adolescentes. A través de las computadoras, de consolas conectadas a la TV o mediante los celulares los más chicos se disponen diariamente a sumergirse en escenarios simulados e iniciar partidas solitarias o en red. Uno de los temas que ocupó el ranking de las reflexiones y preocupaciones en torno a los videojuegos fue por mucho tiempo la cultura violenta que transmiten e instalan en el mundo infantil y juvenil. Sin embargo, afortunadamente, sus implicancias pedagógicas van constituyéndose paulatinamente en un aspecto de interés para investigadores y docentes.
Paul Gee escribió en “Lo que nos enseñan los videojuegos sobre el aprendizaje y el analfabetismo” (2004) es que existen treinta y seis formas de aprender con un video juego. Hernández y Vida (2008) trabajan las más destacadas:

Funciones personales/emocionales:
• Motivan
• Proporcionan placer y satisfacción.
• Estimulan la superación personal y la capacidad de enfrentar retos
• Promocionan la autoconfianza
• Son una oportunidad para la expresión de sentimientos.

Funciones sociales:
• Favorecen la internalización de normas y pautas de comportamiento social.
• Facilitan la aproximación y comprensión de la tecnología y el lenguaje audiovisual.
• Posibilitan la comunicación directa e indirecta
• Fomentan la cooperación, la colaboración y el trabajo en equipo

Funciones Psicomotrices:
• Desarrollan la coordinación viso-manual.
• Estimulan la orientación espacial.
• Potencian habilidades motrices como la precisión, rapidez.
• Promueven la coordinación de movimientos, en el caso de los videojuegos que requieren el movimiento corporal del usuario.

Funciones cognitivas:
• Estimulan la curiosidad
• Potencian la percepción visual y auditiva.
• Favorecen la adquisición de habilidades organizativas, analíticas de exploración y observación.
• Potencian la adquisición de estrategias para la toma de decisiones y resolución de problemas.
• Desarrollan aprendizajes significativos y transferibles
• Fomentan el análisis y contraste de valores y actitudes.

Es evidente que los niños aprenden a jugar a través del ensayo y error, mediante la exploración activa y la experimentación. La colaboración con otros, cara a cara o de manera on line constituye un elemento esencial al proceso.
Asimismo, los videojuegos, además de representar una actividad de entretenimiento, actúan muchas veces como motivador del estudio de ciertos temas. Es allí donde la participación de los maestros y profesores debería desempeñar un papel vital a la hora de orientar tanto en la selección de los juegos, como en la comprensión de los contextos en donde se desenvuelven las historias, dirigiendo la atención de los alumnos a determinados aspectos, modelando las preguntas y ayudando a interpretar acontecimientos. Los docentes también deben orientar en un aprendizaje metacognitivo colaborando a hacer explícitos los procesos de aprendizaje y consciente las habilidades y estrategias -cognitivas, sociales, psicomotrices y emocionales- que los videojuegos ayudan a desarrollar.

Fuentes:
• Vida, Teresa y Hernández, Teresa (2008) El juego como estrategia didáctica. Graó, Caracas.
• Marcela Rosales, Módulo 3 de la cátedra Videojuego y Sociedad, de la carrera Diseño y Programación de Videojuego, UNL Virtual.

El video “Lo que Mateo aprendió con los videojuegos” pertenece a Pizarrón 2.0: http://pizarron20.blogspot.com

Publicado el:

viernes 23 de diciembre de 2011

Fuente:

  • Vida, Teresa y Hernández, Teresa (2008) El juego c

Autor:

  • Patricia Cabrera

Temática

Tipo de Recurso